text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Reportaje

Ferias para estudiantes universitarios

      
Los profesionales españoles recuerdan ahora a los años 60, cuando más de dos millones de personas se dirigieron a Europa del Norte en busca de una vida mejor. Pero la situación actual contrasta con aquella época: la mayoría de los inmigrantes de hoy son jóvenes con título universitario, años de estudios y se quejan de que sus títulos no tienen valor alguno en el paralizado mercado laboral español. Los datos oficiales no hacen otra cosa que confirmar esto: el desempleo entre los licenciados de entre 29–35 años roza un 19%, al contraste con Alemania que, según los expertos, precisa entre 500.000 y 800.000 nuevos trabajadores especializados.

Los jóvenes mejor formados de la historia, justo en el momento en el que se preparaban para caer victoriosamente sobre el mercado de trabajo. El resultado puede ser una frustración colectiva de dimensiones desconocidas.

El problema de la inserción laboral deriva básicamente de la incapacidad del sistema socioeconómico para generar suficiente cantidad de puestos de trabajo. Esto ha traído, como consecuencia, una mayor dedicación a los estudios por parte de los jóvenes, que aparece como la opción más legítima de ocupar el tiempo disponible, no sólo avanzando en los niveles superiores, sino reincidiendo en el mismo cuando no se han conseguido los resultados deseables.

Pero aunque la situación económica actual no permita avanzar, los jóvenes no se pueden quedar relegados a estudiar de por vida. Necesitan de trabajo para avanzar y seguir.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.