Noticias

La Ola de Oro fue otorgada al cineasta Éric - Emmanuel Schmitt

      
Éric-Emmanuel Schmitt, el galardonado
Éric-Emmanuel Schmitt, el galardonado

El Aula Magna de la Universitat Abat Oliba CEU ha acogido esta mañana, el acto de entrega del Premio Ola de Oro a Éric-Emmanuel Schmitt, director de la película Cartas a Dios. El evento ha estado presidido por el profesor de la UAO CEU y director de la entidad organizadora Cinemanet y por el rector de la UAO CEU, el Dr. Carlos Pérez del Valle quién ha hecho entrega del galardón y ha resaltado el trabajo del director en esta película por promover los mismos valores que, desde esta Universitat se impulsan y promueven.

Durante su charla, Schmitt ha enfatizado algunas ideas que dejan patente una filosofía genuina sobre la vida y la muerte, conceptos que, tanto en el papel como en la pantalla, los trata con naturalidad. Ha remarcado la necesidad de evitar los tabúes en nuestra sociedad que la ha calificado de “civilización enferma incapaz de asumir la muerte porque la esconde”. Desde su punto de vista “cuánto menos se habla de algo más preocupación y miedo provoca” y “debemos amar la vida tal como es, con su vulnerabilidad, con su corta duración”.

A través de la historia de Cartas a Dios, “somos testigos del camino del miedo a la esperanza de dos personas, y de cómo, un encuentro puede cambiar una vida”. Esta obra, sin duda, es la síntesis de la filosofía del misterio que quiere promover el cineasta poniendo en valor el coraje, la esperanza y el optimismo ante lo desconocido. También ha remarcado la importancia de la imaginación, no como fórmula para escapar de la realidad sino como un mecanismo para enfrentarse a ella y vivir una vida plena.

Schmitt se ha definido como alguien “que escribe contracorriente”, ya que hablar de valores- al menos en Francia-, es políticamente incorrecto”. De
hecho, nos ha recordado algunas dificultades con las que se encontró para rodar algunas de las escenas más religiosas. El hecho de que este libro y la película hayan tenido tanto éxito, demuestra que la sociedad debería luchar contra los tabúes y que en ella aún existe un espacio para el humanismo y, para escritores que como él, luchan por “traer esperanza a un mundo desesperado”.

También ha abogado por una Europa en la que las culturas sean capaces de convivir y donde los valores como la solidaridad se promuevan y las relaciones humanas tengan más importancia que el mercantilismo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.