• ¿Quién eres?

Noticias

La importancia del electrocardiograma previo a la práctica de deporte, en los jóvenes

      
La autora de la tesis, la pediatra Blanca Erice Echegaray.
La autora de la tesis, la pediatra Blanca Erice Echegaray.
"Todo joven deportista debería ser sometido a un examen médico previo a la competición que incluya historia clínica, exploración física y electrocardiograma, hecho que no se da en la actualidad. En el caso del ECG se ha demostrado su importancia para detectar diversas enfermedades implicadas en la muerte súbita del deportista. Además, en este estudio, se han logrado determinar nuevos criterios electrocardiográficos que eviten los excesivos hallazgos falsos positivos que se daban". Así concluye la tesis doctoral realizada por la pediatra del Centro de Salud de Huarte-Pamplona (Navarra) Blanca Erice Echegaray quien para el trabajo examinó al 91% (471) jóvenes de esta localidad de 12 a 19 años, aparentemente sanos, entre los que halló 3 casos de enfermedad cardiaca seria. 

La tesis "La importancia del electrocardiograma en el examen previo a la participación deportiva del joven", dirigida por los Doctores Javier Ibáñez Santos del Centro de Investigación de Medicina Deportiva del Gobierno de Navarra y Carlos Romero Ibarra, especialista en Cardiología Infantil del Hospital Virgen del Camino, recibió la calificación de sobresaliente cum laude por unanimidad. 

La doctora
Blanca Erice Echegaray es Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra. Tras llevar a cabo el periodo de especialización en Pediatría en el Hospital Virgen del Camino ha trabajado como pediatra en Lesaka, Barañain, Arriondas (Asturias), Alsasua y desde 1997 en el Centro de Salud de Huarte-Pamplona. 

Precisamente el trabajo doctoral se desarrolló en este centro. Como investigadora es autora de 25 comunicaciones, varias de ellas en torno al motivo de su tesis como las presentadas en el XIX Congreso Nacional de Pediatría extrahospitalaria de la AEP (2005) sobre “el examen médico para la prevención de la Muerte Súbita Cardiovascular en el deportista joven” o “la importancia del electrocardiograma en el examen previo a la participación deportiva del joven”. Precisamente esta última recibió uno de los premios otorgados a las mejores comunicaciones orales. Asimismo ha recibido otros dos premios por sendas comunicaciones presentadas en otros congresos. Es autora de cuatro publicaciones en revistas científicas y ha sido miembro del comité organizador y científico de diversos congresos de pediatría. 

Investigadora principal del proyecto de investigación “Estudio de las enfermedades cardiovasculares en deportistas jóvenes. Inclusión del electrocardiograma en el mismo”, promovido por el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra. Por su parte, el Departamento de Educación y Cultura también concedió una ayuda para la elaboración de esta tesis doctoral.
Riesgo de muerte súbita 

“Realizar ejercicio físico es beneficioso para la salud porque previene la aparición de enfermedades crónicas propia de los países desarrollados como la enfermedad coronaria, la diabetes, la osteoporosis y la obesidad. De ahí que las autoridades sanitarias estén promoviendo su práctica desde las edades más tempranas” señala esta pediatra. No obstante, “se ha demostrado que realizar deporte de competición aumenta 2,5 veces el riesgo de muerte súbita en los jóvenes. El deporte no es propiamente el causante de la muerte, sino que actúa como desencadenante de la misma, cuando la persona que lo realiza padece una enfermedad cardiovascular subyacente”. 

Un tema de gran importancia si se tiene en cuenta que en Navarra “hay 13.000 jóvenes de entre 10 y 17 años que participan en distintos deportes de carácter competitivo a través de los Juegos Deportivos de Navarra”. Como pediatra Blanca Erice “me preocupa que no se hacen exámenes médicos específicos a los jóvenes que compiten”. 

En este ámbito, señala la investigadora “hoy por hoy existe un debate internacional sobre el modelo óptimo de examen médico previo a la participación deportiva. La opinión general es que hay que realizar un estudio antes de la iniciación, y repetirlo al menos cada dos años, y que éste debe consistir en realizar una Historia Clínica, y una Exploración Física. La duda se centra en la conveniencia de añadir o no un electrocardiograma en reposo”. 

La duda surge por la mala relación coste-efectividad de esta prueba dado que “el ECG se muestra por un lado muy sensible para detectar muchas de las patologías cardiovasculares de riesgo, como la miocardiopatía hipertrófica, pero el aspecto negativo son los resultados falsos positivos, es decir, hallazgos alterados, sin que corresponda a una verdadera enfermedad. Esto obliga a remitir estos pacientes a servicios de cardiología especializados”. 

Así, la investigación de Blanca Erice “pretendía arrojar alguna luz en este debate sobre la inclusión o no del electrocardiograma”. Tras los estudios correspondientes concluye que “es una prueba recomendable, ya que gracias a ella se han detectado cardiopatías relacionadas con la muerte súbita”. Y para evitar los falsos positivos, Blanca Erice propone, según los resultados de la segunda parte de su estudio, “incorporar nuevos criterios electrocardiográficos a la hora de interpretarlos. De este modo este modelo de examen de pre-participación se puede considerar útil, asequible y práctico para detectar problemas cardiovasculares”. 

Detección por el electrocardiograma
Para esta investigación, Blanca Erice citó a todos los jóvenes de entre 12 y 19 años del Centro de Salud de Huarte-Pamplona donde ella trabaja como pediatra: “se les hizo una exploración física, una historia clínica personal y familiar y un electrocardiograma en reposo según recomienda la Sociedad Europea de Cardiología”. El 38% practicaban deporte de competición y de éstos sólo la mitad habían pasado un examen específico antes de empezar. 

Se detectaron “3 jóvenes, el 0,64%, con patologías serias, prevalencia similar a las encontradas por otros estudios europeos y americanos. “Lo sorprendente fue que se trataba de personas supuestamente sanas, y que gracias a haber realizado este examen específico cardiovascular fue posible detectarlas”. “De éstos, dos fueron detectados exclusivamente gracias al electro”, señala. “De este modo”, insiste Blanca Erice “hemos demostrado que la historia clínica y exploración física, resultan insuficientes para la detección de patología cardiovascular. Como ejemplo en nuestro trabajo, de los tres casos de enfermedad, dos habrían quedado sin diagnosticar”. 

Pero, adversamente, la prueba del electrocardiograma produjo “un alto número de falsos positivos, un total de 36, es decir electros que manifiestan alguna alteración pero que no se correspondían con una enfermedad real. Este problema venía dado, especialmente, en la valoración de los criterios de voltaje para el diagnóstico de la denominada “miocardiopatía hipertrófica”. 

Para resolver este problema la investigadora hizo un estudio comparativo con 31 casos de jóvenes enfermos por esta enfermedad. “En base a resultados estadísticos y clínicos, se determinó que los criterios de voltaje de Cornell y el índice de Lewis eran más sensibles que los criterios tradicionales. Además con ellos, se redujeron los falsos positivos de 36 a 4 con lo que se mejoró también la especificidad del test. Como consecuencia quedaba disminuida la sobrecarga a los servicios especializados y, finalmente, se lograba una mejor relación coste-efectividad”. 

Esto permite a Blanca Erice reafirmar, que, en definitiva, un examen de preparticipación deportiva que incluya la historia clínica, exploración física y el electrocardiograma con los criterios de Cornell y Lewis ha resultado ser el más idóneo, según esta investigación, para el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares y contribuye a la prevención de los casos de muerte súbita en los niños y jóvenes deportistas.
  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.