text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Retribución flexible en el ámbito laboral: descubre sus ventajas

      
Retribución flexible en el ámbito laboral: descubre sus ventajas
Retribución flexible en el ámbito laboral: descubre sus ventajas  |  Fuente: Istock

Beneficios de la retribución flexible para las empresas y los trabajadores

Salario emocional y conciliación familiar y social

El salario emocional es un sistema de retribución flexible en el que interviene un componente intangible, la comunicación al trabajador de la importancia de su labor como un importante activo dentro de la organización. Se logra, de esta manera, alinear los valores de la organización con los de sus empleados. La investigación en materia de recursos humanos revela que aquellos profesionales que pueden compaginar su trabajo con el resto de ámbitos de su vida no solo muestran tasas más elevadas de felicidad y satisfacción laboral, sino que presentan un mayor rendimiento profesional que los demás, además de reducir el absentismo laboral. La retribución flexible puede incluir, por ejemplo, ayudas para la compra de libros escolares o cheques guardería para aquellos que tienen niños

Empleados más sanos equivale a empleados más eficientes

La relación entre la salud de los trabajadores y su rendimiento laboral está ampliamente probada. Y son muchos los factores que afectan a la productividad laboral en los que puede intervenir una organización empresarial, desde aportar un seguro médico como parte del sueldo (que en ocasiones es extensible a cónyuge e hijos) hasta abonar cuotas de suscripción a un gimnasio. Para las empresas, la deducción por empleado en el Impuesto de Sociedades puede llegar a ser de hasta 500 euros por cada primas pagada en concepto de seguro médico.  

Tratamiento fiscal favorable

Además de la deducción por empleado en el Impuesto de Sociedades, en España las empresas y los empleados pueden beneficiarse de la exención fiscal del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), siempre hasta el 30 % del salario bruto anual que permite la legislación laboral sobre empleo. Las cifras se computan como parte del salario del empleado, aplicando retenciones de IRPF cuando se aplique y cotizando a la Seguridad Social. El trabajador declara la retribución flexible en su declaración de la Renta, mientras que la empresa tendrá que sumar el salario completo junto a las cantidades percibidas en especie cuando tenga que estimar la base reguladora para recibir cualquier clase de prestación. 

Formación para el trabajador y otras ayudas

Entre aquellos aspectos que más valoran los profesionales de las empresas destaca la formación en el puesto de trabajo. La retribución flexible juega un papel importante en este ámbito, ya que las empresas pueden ofertar planes de formación que reciben subvenciones, de manera que los empleados mejoran su empleabilidad y su rendimiento a un coste muy bajo o inexistente para las organizaciones en las que desempeñan su labor. Por otro lado, existen otra serie de ayudas de las que pueden beneficiarse los trabajadores y que tienen un tratamiento fiscal ventajoso; los ticket de restaurante hasta los 11€ al día están exentos de retención de IRPF para el trabajador, y los empleados pueden beneficiarse de hasta 136,36€ al mes en concepto de ayudas al transporte hasta el puesto de trabajo. 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.