text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Prácticas en empresas: 5 errores que nunca debes cometer si vas a realizar unas

      
Prácticas en empresas: 5 errores que nunca debes cometer si vas a realizar unas
Prácticas en empresas: 5 errores que nunca debes cometer si vas a realizar unas  |  Fuente: Istock

Actuar aún como un estudiante y no mostrar compromiso

A veces, los estudiantes que realizan prácticas en empresas caen en el error de trasladar su rol anterior a un nuevo escenario en el que valores como la puntualidad, la discreción o la buena presencia son muy importantes. Los profesionales con los que vamos a pasar un tiempo de aprendizaje realizarán un esfuerzo adicional al de su carga habitual de trabajo para enseñarnos cómo desempeñar nuestra labor. A cambio, es lógico pensar que valoren positivamente que realicemos un esfuerzo por asumir los valores y los hábitos establecidos en la empresa.  

Mantenerte distanciado de tu mentor durante las prácticas

Cuando comiences tus prácticas en empresas tendrás una persona de referencia a la que recurrir cuando tengas dudas, que sabrá orientarte y marcará, incluso, los objetivos que deberías cumplir durante la estancia en la organización empresarial. Esta figura es básica para tu interés. Lo idóneo es que mantengas una relación laboral fluida con él para evitar cometidos  imprecisos o errores derivados de afrontar tareas sin unos mínimos conocimientos previos. Ten en cuenta que nadie espera que inicies las prácticas sabiéndolo todo, al contrario. No dudes nunca en preguntar lo que desconozcas y solicita impresiones sobre tus acciones y tus progresos. 

Desentenderse de la compañía y del sector en el que opera

Durante las prácticas en empresas siempre es interesante obtener el mayor conocimiento posible sobre la compañía en la que nos encontramos y, de paso, sobre el sector en el que opera. Pregúntate cuál es la cultura de la empresa, cómo está estructurada y por qué, o cuáles son sus puntos fuertes y débiles frente a la competencia. Es muy productivo interesarse, incluso, por cómo se trabaja en otros departamentos distintos al tuyo. Todo ello es la mejor forma de decidir si sería apetecible trabajar en esa empresa en el futuro. En ocasiones se descubre que se prefiere desarrollarse en otro departamento dentro del mismo trabajo, o incluso en otro sector. 

Renunciar a ir creando una red de contactos

Todos aquellos profesionales junto a los que vas a pasar este periodo de prácticas laborales pasaron antes por tu situación, en la empresa actual en otra. No solo tienes la oportunidad de demostrarles que pueden confiar en ti y que quieres aprovechar estas prácticas, sino que estás estableciendo las bases de una relación profesional que el día de mañana puede ser ‘de tú a tú’. Además de una interesante red de contactos, puedes aprender muchos de ellos. Tratar con ellos te permitirá no solo observar y aprender cómo desarrollan sus habilidades profesionales, sino también cómo aplican las competencias transversales más valoradas, como el liderazgo, comunicación interpersonal o la flexibilidad, entre otras. 

No llevar un registro de tus aprendizajes

Aunque en el peor de los casos las prácticas en empresas se limiten a realizar tareas rutinarias o que requieren poca cualificación, al menos al principio, seguramente todos los días se pueden aprender cosas nuevas dentro del entorno laboral. Para fijarlas, e ir apreciando el progreso que vamos realizando, es recomendable llevar un registro en el que se puedan ir anotando. De esta forma podemos incidir en cualquiera de esos aspectos para profundizar más en ellos, por ejemplo consultando a nuestro mentor o a otros trabajadores. Si añadimos la fecha, podemos evaluar mejor nuestro paso por una compañía. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.