text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo convertirte en asistente virtual y triunfar trabajando desde casa

      
Cómo convertirte en asistente virtual y triunfar trabajando desde cada
Cómo convertirte en asistente virtual y triunfar trabajando desde cada  |  Fuente: istock

¿En qué ámbitos o sectores puedo trabajar como asistente virtual?

Aunque los campos son potencialmente ilimitados, en este momento los ámbitos en los que más se demanda la figura del asistente virtual son los servicios de atención al cliente, la gestión de la administración interna, la gestión de recursos humanos, la gestión de las redes sociales, el comercio o la externalización de procesos de negocio. Sectores como el retail, la logística, la comunicación y el marketing, el turismo o la enseñanza están viviendo un incremento de los asistentes virtuales.

¿Qué perfil personal y profesional tiene un asistente laboral?

Debido a la gran variedad de sectores en los que puede trabajar un asistente virtual, no es posible hablar de uno solo perfil específico en el que encaje, sino que existirán tantos perfiles como asistentes. Sin embargo, existen unos rasgos comunes y coincidentes en todos ellos; se trata de profesionales con experiencia, que pueden provenir del sector público y del privado, y que se mantiene en un proceso de formación continua. Debido a su desempeño profesional, los asistentes virtuales deben estar al corriente de las tendencias del mercado, conocerlas y dominarlas, así como de las últimas herramientas tecnológicas con las que ser competitivos.   

El trabajo en remoto del asistente virtual

Una de las características que define al asistente virtual es que trabaja en remoto. Esto quiere decir que puede trabajar desde un espacio de coworking o desde un espacio habilitado en su domicilio. Esto obliga a reservar un espacio específico dentro de su vivienda para desarrollar su trabajo en un ambiente libre de distracciones. Por otra parte, le obliga también a disciplinarse estableciendo horarios de trabajo compatibles con las necesidades de sus clientes (que pueden encontrarse en otro uso horario) y con su tiempo dedicado a la familia, aficiones, etc. 

A pesar de trabajar a distancia, un asistente virtual debe conocer y usar las diferentes herramientas que le ayudarán a mantenerse en contacto virtual y a celebrar reuniones periódicas con sus clientes, herramientas como Slack, Skype o la aplicación de mensajería Hangouts. La planificación de los proyectos se puede desarrollar en plataformas como Trello o Asana, en las que tanto el asistente virtual como sus clientes pueden comprobar en todo momento cuál es el estado de los distintos procesos de trabajo. 

Las ventajas de ser asistente virtual

Ser asistente virtual es un trabajo de presente y de futuro por el que muchos profesionales se ven atraídos. No hay que olvidar que cuenta con lo mejor y lo peor de trabajar desde casa por Internet. Una de sus ventajas es que permite trabajar con los clientes que se desea y solo en aquellos proyectos que, por distintas razones, resulten atractivos. Por otra parte, es posible organizar la distribución del propio tiempo, tanto laboral como personal, incluidos períodos de descanso y de vacaciones, con ciertos trucos para trabajar desde casa sin bajar la productividad

Trabajar cada día desde casa reduce considerablemente el tiempo que se tarda en desplazarse hasta el puesto de trabajo, además de disminuir el coste mensual en este concepto a prácticamente cero. Esta particularidad del trabajo como asistente virtual convierte su actividad en más sostenible desde el punto de vista medioambiental, un factor que cada vez más empresas tienen en cuenta dentro de su política de responsabilidad social.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.