text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 actitudes que debes evitar tener en tu trabajo

      
La profesionalidad en el trabajo obliga a la plantilla a mantener la productividad aunque haya perdido la motivación
La profesionalidad en el trabajo obliga a la plantilla a mantener la productividad aunque haya perdido la motivación
  • La profesionalidad en el trabajo obliga a la plantilla a mantener la productividad aunque hayan perdido la motivación.
  • Descubre cuáles son los gestos que primero manifiestan los empleados que han perdido la motivación. Se puede notar en su actitud diaria.
  • Sé profesional aun cuando no trabajes motivado. Lo importante es mantener una actitud colaborativa en la empresa.

Tu motivación en el trabajo se deja ver en la actitud con la que resuelves las tareas. Muchos de estos gestos pueden denotar una falta de profesionalidad por tu parte.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

El entorno laboral está pensado para aumentar la productividad de la empresa. Tú como trabajador eres una pieza imprescindible en este engranaje.

Si no estás a gusto en el trabajo pronto darás síntomas de ello. Tu actitud variará en función de lo cómodo que te sientas en tu empleo.

Evita que los demás detecten que estás perdiendo la motivación en el trabajo. Hay algunos gestos que debes evitar sino quieres tener un conflicto con tus jefes.

Descubre cuáles son los gestos que manifiestan primero los empleados cuando pierden la motivación por su trabajo. El cumplimiento en los horarios, la interacción con el resto de los compañeros y su participación en las reuniones suelen despertar las primeras alertas.

Pasas mucho tiempo en tu trabajo. Si quieres dar una imagen profesional es necesario que cuides los detalles. Fíjate en la actitud que primero debes dejar atrás.

Cambia tu actitud en el trabajo

Puntualidad

El tiempo que dedicas al trabajo es uno de los primeros indicadores sobre tu motivación. Cuando dejas de ser puntual estás dando a entender que tienes otros problemas, además de tu empleo, o que no estás a gusto en él.

La manera en la que ayudas a tus compañeros

Los buenos trabajadores siempre están dispuestos a ayudar a sus compañeros. Los equipos de trabajo se reparten tareas pero comparten objetivos. Cuando un trabajador está desmotivado no suele tener la energía para ayudar a sus compañeros a terminar las tareas.

Tu actitud en las reuniones

Las reuniones de trabajo están pensadas para avanzar. Es necesario que los trabajadores den su criterio sobre los temas que se están tratando. Los trabajadores más serios o ausentes en la reunión demuestran que disponen de una implicación por la empresa mucho menor.

Ser proactivo

Cuando dejas de estar motivado en el trabajo pierdes la iniciativa por cambiar las cosas y resolver problemas. No debes dejar que la motivación afecte a tu profesionalidad.

Rapidez en la resolución de problemas

Si no te concentras en el trabajo difícilmente podrás encontrar soluciones a los problemas diarios. Pronto tu jefe se dará cuenta de que tienes algún problema.

Cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal

Infografía: Cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal

Si estás pensando en cambiar de puesto o te salió una oferta laboral mejor, te presentamos 8 consejos sobre cómo dejar el trabajo en buenos términos.

Regístrate y descubre los mejores consejos para el mundo laboral


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.