text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo elegir un buen nombre para tu empresa?

      
La búsqueda del nombre debe estar acompañada de un estudio de la competencia, del mercado y una dosis de innovación
La búsqueda del nombre debe estar acompañada de un estudio de la competencia, del mercado y una dosis de innovación
  • Elegir el nombre de tu empresa es una de las tareas del emprendimiento que no debes descuidar y para la que es mejor seguir unas pautas.
  • Estos consejos pueden ayudarte a estudiar las opciones, valorarlas y dar con el nombre perfecto para tu empresa.
  • Aparte de que sea original y claro, también debes tener en cuenta el dominio web y las opciones que están sin registrar.

En el emprendimiento son muchos los detalles que no se pueden pasar por alto y, entre ellos, está elegir el nombre adecuado para la empresa que estamos creando.

La elección de este nombre irá acompañada de la creación de un logotipo e imagen corporativa, que serán las herramientas con las que el mercado identificará y recordará la compañía.

Por tanto, esta tarea no debe caer en saco roto y hay que dedicarle una buena dosis de creatividad, estrategia y, para atarlo todo, un poco de burocracia.

Así es, porque si no quieres llevarte sustos, una vez tengas toda tu identidad corporativa creada, debes comprobar las empresas, compañías y sociedades que pueden tener ese nombre registrado, su actividad y no olvidar los dominios web disponibles.

También debes tener cuenta que una buena dosis de ingenio es recomendable, pero tampoco tanta que la gente no sepa reconocer la actividad de la empresa y, especialmente, si el nombre les puede confundir o asociar la compañía con otro tipo de actividad o sector.

Consulta las ofertas destacadas de Universia Empleo

Más información

Detalles a tener en cuenta para elegir el nombre de una nueva empresa

1. Estudia muchas opciones

Comienza haciendo listas largas, desechando nombres y descartando ideas, según estas pautas.

2. Claro y descriptivo

Si consigues un nombre fácil y que además se identifique con la actividad de la compañía, habrás conseguido algo único.

3. Fácil de recordar

El nombre de tu empresa tiene que ser sencillo, corto y fluido. En muchas ocasiones, la brevedad es una buena forma de asegurarse el éxito y la permanencia del nombre.

4. Sugerente

Para ello debes de tener en cuenta al tipo de audiencia que te diriges, quién es tu cliente, qué ofreces y cómo pueden identificarse con ello.

5. Adaptable a otros mercados

Si tu empresa va a operar a nivel internacional, es conveniente que simplifiques el nombre y pienses en uno que se puede adaptar fácilmente a otros idiomas. Piensa, por ejemplo, en el nombre Google, puede que en su día no fuera muy descriptivo, pero si que es fácil de pronunciar y reconocer en cualquier país e idioma.

6. Registrable

Una vez esté decidido, registra el nombre de la empresa y la marca en el IMPI, donde realmente podrás confirmar que el nombre está disponible, puedes usarlo sin problemas y está protegido para que otros negocios no puedan usarlo.

Recuerda que el logo y la imagen corporativa puedes ir actualizándola, pero la idea es que el nombre de la empresa se mantenga intacto por muchos años.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.