text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La expresión corporal y cómo utilizarla en una entrevista de trabajo

      
La comunicación no verbal también es analizada para valorar nuestro perfil laboral
La comunicación no verbal también es analizada para valorar nuestro perfil laboral
  • En una entrevista de trabajo la comunicación no verbal dice mucho sobre nosotros y es tenida en cuenta.

  • Los expertos en Recursos Humanos analizan la expresión corporal durante el proceso de selección.

  • Una actitud muy nerviosa, o demasiado relajada, puede transmitir mensajes negativos para la candidatura.

La entrevista de trabajo puede ser una situación de estrés en la que los nervios pueden jugarnos una mala pasada. Quizás creas que tienes tu discurso bajo control, pero lo que dice tu expresión corporal, cómo te mueves o tus gestos también van a ser tenidos en cuenta a la hora de valorarte para el trabajo.

Ten en cuenta estas claves para trabajar tu comunicación no verbal y sentirte más seguro cuando hablas en público:

Postura Corporal

Desde el saludo, hasta que abandones la sala de reuniones, todo va a ser tenido en cuenta.

Si muestras una postura muy tensa y en alerta, el reclutador va a percibirla y va a condicionar el desarrollo de la entrevista. Recuerda que ellos son expertos en analizar lo que dices, pero también lo que no dices.

Respira profundo antes de comenzar y muestra una actitud natural; pero profesional y respetuosa.

Por ejemplo:

  • Siéntate con la espalda recta, cómodo, pero tampoco relajado.
  • Una postura con los hombros un poco adelantados es muestra de interés y atención a lo que te están contando.

Mirada

Mientras expongas tu idea, o respondas a las preguntas, mantén la mirada en tu interlocutor.

Muestra la atención que espera de ti, y de este modo, también podrás percibir sus reacciones ante lo que cuentas. Ver si en algo no te ha entendido, si algo le ha gustado mucho, o también, si no está de acuerdo contigo.

No distraigas tu mirada en detalles de la sala mientras te estén hablando.

Una mirada esquiva o hacia abajo puede ser tomada como una actitud de inseguridad o de falta de sinceridad.

Manos

A veces, cuando hablamos ante un entrevistador o público, tendemos a mover las manos demasiado y hacer movimientos muy rápidos.

Para evitar esto mientras respondes a las preguntas opta por:

  • Mantener las manos entrelazadas encima de tus piernas.
  • Colocar los antebrazos encima de la mesa como muestra de una expresión interesada y activa en lo que se te dice.
  • No cruces los brazos ya que es visto como una señal desafiante ante el entrevistador, o que tu comunicación no está siendo del todo clara y natural.
  • Si tiendes a mover mucho las manos, puedes intentar mantener un boli en la mano, pero no jugar de manera nerviosa mientras hablas.

Gestos y tics nerviosos

Cuando nos ponemos nerviosos, podemos hacer movimientos incontrolados de los que no somos conscientes, pero de los que el entrevistador sí que se da cuenta.

  • No te toques el pelo.
  • Evita mover los dedos o las piernas de forma nerviosa dando golpecitos al suelo o la mesa.
  • Controla tus tics nerviosos como pueden ser: rascarte, tocarte la cara o una risa nerviosa.

Si te cuesta transmitir confianza y naturalidad cuando hablas ante otros, los cursos de oratoria pueden ser una herramienta muy práctica para aprender a controlar tu comunicación no verbal, y usarla para afianzar tu mensaje.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.