text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las personas inteligentes trabajan menos y obtienen mejores resultados

      
Las personas inteligentes trabajan menos y obtienen mejores resultados.
Las personas inteligentes trabajan menos y obtienen mejores resultados.  |  Fuente: Shutterstock

Muchas cosas se han dicho sobre las personas más inteligentes y sus hábitos, tanto en el día a día como en el trabajo. Que prefieren los horarios nocturnos, que saben cómo disfrutar los ratos libres, que sufren menos estrés… etc. Pero las nuevas investigaciones revelan algo sorprendente: las personas inteligentes pueden darse el lujo de trabajar menos y obtener mejores resultados que sus colegas.

La Universidad de Stanford demostró que, cuando una semana de trabajo excede las 50 horas la productividad por hora del trabajador disminuye de forma brusca. Y que si la semana supera las 55 horas, la productividad desciende tanto que hasta es perjudicial tanto para la empresa como para el trabajador. Sin embargo, todavía hay personas que necesitan trabajar cada vez más, y parece que la semana nunca les alcanza.

En el polo opuesto están aquellos que viven su semana con tranquilidad, disfrutando los pequeños momentos, con jornadas de trabajo menores y aun así obtienen los mejores resultados. Esta es una actitud que podríamos describir como más inteligente, pues los trabajadores  saben que el incremento en sus jornadas no incidirá de forma positiva en su desempeño, por lo que directamente lo evitan y utilizan este tiempo en actividades que los transformen en trabajadores felices.

¿A qué se debe? Por sus propias características las personas inteligentes acostumbran crear y perseguir metas específicas, que saben que pueden alcanzar agregando la cuota de esfuerzo necesaria. Su capacidad para concentrarse en estas tareas hace que entren en acción rápido, haciendo a un lado la procrastinación y culminando sus tareas antes del tiempo esperado.

Pero además, las personas inteligentes tienden a disfrutar al máximo de sus ratos libres, con lo que logran desconectar del trabajo y hacer a un lado sus preocupaciones laborales en el fin de semana. De este modo, al llegar el lunes su energía es mayor y pueden dedicar prácticamente la totalidad de su jornada laboral a las tareas que tienen pendientes, haciendo que su tiempo en la oficina sea más productivo.

Encuentra las mejores ofertas de empleo

Más info

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.