text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo por teléfono

           Autor: María Moreno Sierra
Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo por teléfono
Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo por teléfono  |  Fuente: Universia

Las empresas, en ocasiones, no son capaces de recibir a todos sus candidatos para realizar el proceso de selección en sus propias oficinas. Por eso, sobre todo en las primeras fases, pueden utilizar las entrevistas telefónicas para hacer una criba de solicitantes y conocer, solamente, a aquellos más afines al perfil que están buscando.

Recuerda que solamente tendrás una oportunidad para causar una primera buena impresión, por lo que deberás prepararte esta entrevista muy bien si quieres pasar a la siguiente fase. Las entrevistas por teléfono son igual o más exigentes que las presenciales, por lo que tendrás que concentrarte mucho si quieres mostrar la mejor versión de ti mismo.

  • A no ser que sea por causa mayor, nunca rechaces o retrases la llamada, ya que puede que el reclutador se canse y no vuelva a contactar contigo. Lo que sí debes hacer es buscar un lugar adecuado, con poco ruido y buena cobertura.
  • La mayor dificultad de las entrevistas telefónicas es la concentración. Quizás estés trabajando, en el supermercado o cuidado a tus sobrinos, aunque tu situación personal no le importa para nada al entrevistador. Cambia el chip en cuestión de segundos y céntrate para responder a sus preguntas. Si sabes que vas a tener una entrevista telefónica, no viene nunca mal el llevar siempre en el bolso o la mochila unas tarjetas con apuntes de la compañía y tus datos curriculares.
  • Obviamente, ni que decir tiene que es vital expresarse correctamente, sin usar palabras malsonantes, coletillas ni frases mal estructuradas. Recuerda utilizar un tono de voz adecuado, no hablando demasiado bajo ni muy alto. Trata de hablar de forma pausada, así el entrevistador te entenderá mejor y tendrás más tiempo para pensar tus respuestas.
  • Puede pensarse que en las entrevistas telefónicas la comunicación no verbal no es importante, aunque nada más lejos de la realidad. Los reclutadores saben perfectamente captar las emociones, por lo que es importante que sonrías en todo momento mientras hablas.
  • También puedes demostrar tu interés en el puesto realizando una serie de preguntas. Estas son algunas de las cuestiones que podrás realizar. De esta forma, el reclutador percibirá que eres un profesional comprometido y serio. Además, te permitirá conocer información útil de la compañía y el trabajo.
  • Antes de colgar el teléfono, despídete del reclutador lanzando un mensaje optimista o alegre. ¿Es viernes? Espera que tenga un maravilloso fin de semana y que disfrute del buen tiempo. Además de sonar sincero y amable, dejarás un buen sabor de boca al entrevistador.


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.