text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo tratar a un jefe con un carácter difícil

           Autor: María Moreno Sierra
Cómo tratar a un jefe con un carácter difícil
Cómo tratar a un jefe con un carácter difícil  |  Fuente: Shutterstock

Muchas veces, más complicado que el propio trabajo, es tener que lidiar todos los días con un jefe de trato difícil. Son estos superiores que creen que todo lo hacen bien, no aceptan consejos ni agradecen a sus empleados el trabajo bien hecho. Las personas antipáticas, por desgracia, se encuentran en todas las compañías y en cualquier sector, por lo que es importante aprender a convivir con ellas.

Estos superiores se caracterizan por ser claros y directos, diciendo siempre lo que piensan, aunque ello conlleve utilizar unos términos no del todo educados. No te dará las gracias por el trabajo ni te felicitará por los buenos resultados, aunque seguro que sí te echa una reprimenda por cualquier error que hayas cometido.

Algunos de los empresarios más famosos e importantes de la historia han tenido un carácter complicado. Este es el caso, por ejemplo, de Steve Jobs. Es importante saber que estas personas no consiguieron sus éxitos por su carácter, sino a pesar de él. Aún así, los nuevos jefes quieren imitar estas conductas, no dándose cuenta que están aumentando su ego y reduciendo su poder de auto-control.

¿Qué hacer cuando te topas con uno de estos jefes?

  1. Un jefe prepotente nunca cambiará, a no ser que pierda el puesto y la responsabilidad. No intentes cambiar su conducta, solamente procura que su toxicidad te influya lo menos posible.
  2. Lo mejor en estos casos es, lamentablemente, buscar otro trabajo o que te trasladen a otro sector. Estas personas suelen acabar con todo cuando encuentran a su paso, también con la autoestima de sus trabajadores.
  3. Es imprescindible que traces una línea y te aferres a ella. ¿Te grita? ¿Te insulta? ¿Desprecia tu profesionalidad? Coge tus cosas y márchate a tu casa o a tomar un café. Nunca toleres una falta de respeto o se convertirá en un continuo.
  4. Esa misma línea también deberá dividir tu mundo laboral y personal. Intenta no saber nada sobre su vida y no dejes, bajo ningún concepto, que sepa detalles privados de tu pareja, tu familia o tus amigos. Seguro que utilizará esa información para hacerte daño.

Estos jefes pueden mermar muchísimo tu actitud. Por ello, deja todos los malos pensamientos en el trabajo y afronta la vida con energía y optimismo. Cuando llegues a casa, cuenta a tu familia o amigos, brevemente, los problemas laborales. Después, borra todo eso de tu mente y encárgate solamente de disfrutar.


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.