text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Negocia tu salario con una simple pregunta

      
Negocia tu salario con una simple pregunta.
Negocia tu salario con una simple pregunta.  |  Fuente: Shutterstock

Si bien no es el único aspecto que importa, es necesario reconocer que para los trabajadores el salario es quizá uno de los factores más influyentes a la hora de decidirse por permanecer en un empleo o cambiarlo. Para las empresas puede ser un buen recurso a la hora de retener a los profesionales más destacados en las filas de la compañía.

Por lo general la situación de negociar un salario se considera como algo incómoda, tanto para el empleado como para el empleador. En realidad, debería ser un proceso normal, con el que ambas partes se sientan cómodas. A fin de cuentas no hay nada mejor que un trabajador satisfecho, que sabe valorar sus capacidades y recibe a cambio de sus tareas una remuneración acorde, que lo motiva para continuar desempeñándose de buen modo y permanecer en la empresa.

Ya sea al momento de una entrevista laboral en la que te solicitan las expectativas salariales, o luego de pasar un tiempo en la empresa y pensar en una mejora de las condiciones laborales, negociar los aspectos económicos nunca es sencillo. Si sientes esa incomodidad, tenemos un secreto que enseñarte.

Cada trabajador o reclutador tiene su forma de abordar el tema, que cambia de acuerdo a la persona o empresa. Pero existe una fórmula con la que todo trabajador podrá tener el control de la negociación a pesar de las técnicas que use su empleador. Esta fórmula se basa en un sistema de preguntas: dependiendo de la forma en que te planteen el tema, debes considerar realizar una pregunta clave para llevar la negociación hacia donde te conviene.

Por ejemplo, si te preguntan cuánto pretendes ganar, debes responder de forma interrogativa consultando cuál es el salario para una posición similar. Y si es posible aportar datos concretos, de modo en que realices una pregunta retórica, que deje ver a tu empleador que sabes lo que deberías ganar y que esto debe ser así debido a los salarios actuales del mercado.

En cambio, si vas a cambiar de empleo y te consultan cuánto ganabas en la anterior compañía, puedes preguntar si pretenden darte la misma remuneración. Es importante que en este punto manifiestes el rango en el que han variado tus salarios durante tu carrera profesional, para que la cifra de tu empleo anterior se haga a un lado por un momento y se tome en cuenta un margen más amplio que sin lugar a dudas te resultará más beneficioso.

A veces, cuando lo que se espera es una respuesta, hacer una pregunta puede cambiar las reglas del juego y volver a posicionar la charla en torno a lo que le conviene al trabajador y no a la empresa. Si se trata de un primer empleo quizá resulte más difícil para el candidato esta actitud que de cierto modo busca desafiar a la autoridad, pero existen tantos factores a considerar a la hora de buscar empleo que esta “transgresión de las normas” pasará prácticamente desapercibida en comparación con otras cuestiones.

Encuentra el empleo de tus sueños

Más info

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.