text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista laboral: Las preguntas más difíciles y cómo responderlas

      
Entrevista laboral: Las preguntas más difíciles y cómo responderlas.
Entrevista laboral: Las preguntas más difíciles y cómo responderlas.  |  Fuente: Shutterstock

En una entrevista el reclutador buscará averiguar si eres la persona ideal para la vacante que ofrece. Para ello, intentará hacer todo lo posible por buscar tus puntos débiles y conocer tus fortalezas, de modo en que realmente pueda comprobar si merece la pena contratarte o si no tienes lo necesario para el empleo.

En este proceso, se plantean preguntas propias de un interrogatorio, que buscan revelar más de lo que las palabras dicen. El reclutador jugará su juego, muchas veces buscando desconcertar al entrevistado y hacer que este manifieste lo que realmente piensa.

Por eso, es necesario prepararse y conocer algunos secretos que harán a cualquier inexperto brillar como el más capacitado para todo tipo de puesto. Los expertos de Impact Education brindan algunos consejos para esta etapa tan importante, acercando tips de gran utilidad para lograr una correcta preparación. En esta nota los repasamos:

1)      Resolución de problemas

Es normal que te pregunten acerca de cómo resuelves tus problemas con la intención de saber qué tan resolutivo eres. Por eso, deberás brindar una buena imagen y pensar bien lo que vas a decir, porque algunas palabras pueden indicar absolutamente lo contrario y nadie quiere quedar como un generador de problemas ante su reclutador.

  • Debes contar experiencias en las que resolvimos satisfactoriamente un conflicto.
  • Es importante destacar lo que hiciste bien.
  • Debes marcar las fases del proceso, lo que planificaste para resolver el conflicto.
  • Debes intentar marcar tus cualidades personales y cómo incidieron en este problema.
  • Prepárate para que te pregunten lo que podría pasar ante un fallo de tu estrategia.
  • Considera tener más de una respuesta posible.
  • Decir lo que haces está bien, pero demostrarlo con anécdotas es mucho mejor.
  • No te limites a decir que todo se resolvió sin explicar cómo.
  • Aprovecha el momento para venderte como un buen candidato.



2)      Preguntas asesinas

A veces es necesario generar una situación de incomodidad para conocer la reacción del aspirante al empleo de forma sincera. Las preguntas asesinas son una gran herramienta que utilizan los reclutadores con ese fin. Algunas son de temer, pero si te preparas podrás superarlas con éxito.

  • No te limites a decir que sabes hacer algo, intenta demostrarlo.
  • Prepárate para que prueben tus habilidades durante la misma entrevista.
  • Aunque la pregunta te sorprenda, no lo demuestres.
  • Considera que algunas preguntas pueden ser falsas, o incluso emitidas con ironía para evaluar tu respuesta.
  • Debes tener especial cuidado con las preguntas sobre los beneficios laborales.
  • Tu cuerpo y tus expresiones también responden, así que debes intentar controlarlos ante preguntas absurdas para no reflejar desconcierto.
  • Algunas de las preguntas pueden referirse a las políticas de la empresa, por lo que deberás estudiarla con anterioridad.
  • Demuestra que eres capaz de salir airoso de situaciones incómodas.
  • No emitas opiniones personales sobre política, religión o temas sensibles aunque te lo soliciten. Busca una salida políticamente correcta.
  • Utiliza la oportunidad para mostrarte implicado con el puesto.
  • Busca soluciones creativas.



3)      Disponibilidad

La disponibilidad es lo que muchas veces define la elección final del trabajador. Ante la duda, preferirá al candidato que presente menos problemas a la hora de comenzar a trabajar en las condiciones que la empresa requiere. Por eso, debes mostrarte disponible y dispuesto a cumplir con sus demandas dejando claro que deseas el empleo.

  • Déjale ver a tu reclutador que te agrada la oportunidad y que estarías dispuesto a realizar cambios en tu horario para poder aceptarla.
  • No te muestres demasiado rígido, pero tampoco extremadamente flexible.
  • No pongas otras actividades como excusa, recuerda que por algo fuiste a la entrevista.
  • Deja tu respuesta totalmente clara.
  • Pregunta lo que necesites, es preferible aclarar las dudas que prometer algo que luego no podrás cumplir.
  • Considera la posibilidad de que te pregunten por tu disponibilidad geográfica y también para trabajar los fines de semana. Planifica tus respuestas.



4)      Salario

La parte en que toca hablar sobre remuneraciones es quizá la más incómoda de la entrevista, pero a fin de cuentas es inevitable. Es entendible que desees un salario alto, pero debes recordar que hay cosas más importantes y que ser demasiado exigente al respecto puede crear una pésima impresión en tu futuro empleador.

  • No es correcto discutir demasiado el tema.
  • Ten en cuenta que un excesivo interés en el dinero no será bien visto.
  • Valora tus capacidades y habilidades, pero no te excedas.
  • No esperes que te ofrezcan un gran sueldo si no estás capacitado para ello.
  • Averigua lo que habitualmente cobraría un empleado similar en la empresa.
  • Responde con frases positivas, utilizando expresiones como "me gustaría".
  • Demuestra convicción en tus capacidades pero flexibilidad en tus exigencias.
  • Si no sabes qué responder, puedes decir simplemente que esperas una remuneración acorde al puesto y sus demandas.
  • No hagas proyecciones a futuro ni indiques lo que te gustaría ganar dentro de algunos años.
  • Deja de lado las frases como "para empezar" o "para la primera etapa".
  • Aprovecha la posibilidad para demostrar tu interés en el puesto y no tanto en el salario.
  • Intenta demostrar que te interesa más la experiencia que la remuneración.
  • No te adelantes a la pregunta, espera a que el momento de negociar llegue.



5)      Futuro

A la empresa le importa el aquí y el ahora, saber si estás listo para trabajar en el momento, pero también quiere saber qué ideas tienes a futuro. Por eso es normal que te hagan preguntas del tipo “¿dónde te ves en 5 años?”. Ante estas preguntas, debes considerar estos tips para responder:

  • Recuerda que las preguntas refieren a lo profesional, no a lo personal.
  • Debes demostrar ganas de superarte y aprender.
  • Demuestra que ante todo buscas superarte y crecer.
  • La proyección de futuro es ampliamente valorada en las empresas.
  • Refleja que tu futuro profesional pasa por trabajar en la empresa que te entrevista.
  • No te quedes en blanco ni muestres factores negativos.
  • Demostrar que eres inestable nunca será bueno.



Para aprender más sobre la preparación de una entrevista laboral puedes visitar la página de Impact Education, donde accederás a distintos consejos y tutoriales que te prepararán para lanzarte al mercado laboral.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.