Noticias

¿Qué cualidades no pueden faltarle a un buen líder?

      
¿Qué cualidades no pueden faltarle a un buen líder?
¿Qué cualidades no pueden faltarle a un buen líder?  |  Fuente: Shutterstock

Asumir una posición de liderazgo requiere de muchas cualidades profesionales, pero también personales, que se pondrán en juego a la hora de liderar un equipo. Cientos de estudios y teorías buscan determinar cuáles son exactamente esas cualidades que hacen a un profesional ser capaz de liderar un equipo, pero aparentemente hay tantas respuestas como tipos de líderes en el mundo.

Para acotar esta búsqueda, la consultora de desarrollo de liderazgo Sunnie Giles se pregunta ¿cuál es la cualidad específica que hace a un líder eficaz? En base a esta duda, realizó una encuesta en la que pidió a participantes de más de 15 países identificar las competencias de liderazgo más importantes de una lista de 74 cualidades. Así, Sunnie Giles logró identificar las características que todo líder debería tener.

De acuerdo a sus resultados, un 67% de los entrevistados destacó que todo buen líder debe tener "altos estándares éticos y morales", mientras un 56% resaltó la importancia de que este logre “comunicar claramente las expectativas". Estas características son las que llevan a generar un ambiente de confianza y compromiso con el trabajo y la empresa misma.

El hecho de brindar a su equipo la misma información a la que él accede y por lo tanto la posibilidad de organizarse de mejor manera para cumplir de manera eficiente todas las tareas asignadas también fue destacado por los participantes. Generando empleados comprometidos y organizados, los resultados de este estudio demuestran que el empoderamiento de los empleados es clave para la formación de un buen líder.

Una de las características más destacadas por los participantes del estudio es el hecho de que quien es responsable de orientar al equipo sea capaz de fomentar un sentido de pertenencia mediante distintas actitudes. La comunicación diaria con los miembros del equipo y el hecho de asumir los errores grupales como tales en lugar de fomentar las responsabilidades individuales marcan la diferencia a la hora de ver a un jefe ordinario como uno extraordinario.

Por último, pero no por ello menos importante, la idea de que un gran líder debe ser justo no escapa a los resultados de este estudio. La justicia puede ser entendida de diversas formas en el ámbito laboral, pero básicamente en este estudio refiere a mantener la apertura mental necesaria para reconocer y aceptar las nuevas ideas sin importar de qué empleado provienen. Una vez más, una de las características que aparentemente sirven para construir a un buen líder se destaca por empoderar a sus subordinados, en lo que parecería ser una fórmula inseparable: líderes destacados hacen empleados empoderados y confiados, en sus capacidades y las de su equipo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.