text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo bajar el ritmo con 5 sencillos consejos

           Autor: María Moreno Sierra
Cómo bajar el ritmo con 5 sencillos consejos
Cómo bajar el ritmo con 5 sencillos consejos  |  Fuente: Shutterstock

El tiempo vuela, y sin darnos cuenta nos hemos metido de nuevo en el jueves. Parece que nos perdemos la vida en un parpadeo. Que arrancamos las hojas del calendario demasiado deprisa, sin que haya nada que podamos hacer para frenar un poco el frenético ritmo de vida imperante.

Sin embargo, y aunque el estrés y las prisas gobiernen nuestros días, sí que es posible desacelerar el compás y aprender a disfrutar un poco más de cada momento.

1. Todos nosotros tenemos la agenda llena de tareas que realizar cada día de la semana. Incluso los fines de semana tenemos trabajo atrasado que debemos finalizar. La clave es la organización, priorizando las tareas y los asuntos que requieren de la máxima atención. Intenta no abarcar demasiado, ya que el estrés, generado por tener asuntos pendientes, hará que empeore tu productividad, tu estado de salud y tu humor. Si quieres saber más al respecto, lee el siguiente artículo con los 'Consejos para no dejar las cosas a medias'.

2. Aunque sabemos que estás muy ocupado, intenta destinar unos minutos cada día para ti, tu familia y tus amigos. Así conseguirás vivir más intensamente tu presente. Si no puedes estar con ellos, una videollamada te permitirá volver a poner los pies en el suelo y a calmar la tensión acumulada.

3. Porque de vez en cuando necesitamos desconectar y olvidarnos de la rutina, asegúrate de que consigues la calma que necesitas. Apaga el móvil, cierra el ordenador y disfruta de la lectura de un buen libro, escucha algo de música o practica ejercicio. También puedes darte un baño relajante o ver tu serie favorita. Lo que sea, lo que te haga feliz. Si aún no conoces las señales que indican que necesitas tiempo para ti, sigue leyendo el siguiente post.

4. La meditación puede ser la solución de todos tus problemas. Unos minutos al día practicando yoga podrán hacer que veas la vida de otro color. Además, las técnicas de relajación pueden ser aplicadas en cualquier momento del día, por lo que incluso en la oficina podrás encontrar ese momento de relax que estabas esperando.

5. De vez en cuando, también es muy bueno el cambiar de aires. Para ello, nada mejor que viajar. Si vives en una ciudad, te recomendamos que visites a tus familiares del pueblo, alquiles una casa rural en mitad del campo o te vayas de senderismo a un bosque. La naturaleza te hará olvidar tus problemas y ayudará a que nazca en ti una agradable sensación de calma y bienestar. Si ya vives en un pueblo, visita otras localidades o ciudades, aunque evita el tumulto de las grandes capitales.

Aunque obviamente no son una panacea, estos trucos podrán ayudarte mucho en el día a día. Con ellos aprenderás a tener los pies en el suelo y a dejar, de vez en cuando, los problemas a un lado.


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.