text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las 5 dietas, supuestamente, más milagrosas

           Autor: María Moreno Sierra
Las 5 dietas, supuestamente, más milagrosas
Las 5 dietas, supuestamente, más milagrosas  |  Fuente: Universia

No existen dietas milagrosas, por más que muchas celebrities se empeñen en ello. Para perder peso, conservar la misma talla o mantenerte sano, lo mejor es llevar a cabo una alimentación equilibrada y realizar ejercicio moderado a diario.

Las dietas milagro prometen perder peso de forma rápida, cómoda y sin esfuerzo, aunque ello suponga un desequilibro importante de nutrientes. Además de conseguir a largo plazo el efecto contrario, estos métodos pueden acarrear consecuencias muy negativas para tu organismo y tu salud.

 

La Paleodieta

La Paleodieta propone una alimentación similar a la que seguían nuestros antepasados en la época paleolítica. Es decir, tomar productos frescos (carne, pescados, frutas y verduras), olvidándose totalmente de los alimentos procesados, los cereales, las legumbres y los lácteos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el exceso de carne y pescado puede ser perjudicial para el organismo, ya que una sobrealimentación proteica causa problemas renales, enfermedades óseas, aumento de peso a largo plazo, etc. Sí es beneficioso el reducir el consumo de alimentos procesados, aunque nunca se podrá seguir una dieta sana y equilibrada sin tomar los alimentos vetados por la Paleodieta.

 

La Dieta Atkins

Esta dieta fue desarrollada por Robert Atkins en el libro 'La revolución dietética del Dr. Atkins'. Este cardiólogo explica que para perder peso es necesario reducir el consumo de carbohidratos, tomando alimentos de bajo contenido de glúcidos. Para seguir este método, es necesario comer al día un 75% de grasas, un 20% de proteínas y un 5% de carbohidratos.

A largo plazo, este tipo de dieta puede aumentar el colesterol malo, provocar un déficit de calcio y causar ciertas enfermedades renales y cardiovasculares. El seguir correctamente estas instrucciones, además de generar un exceso de proteína y sal en el organismo, crea una carencia de minerales (hierro y magnesio), fibra y vitamina D. Además, aunque consigue que se pierda peso rápidamente, el efecto rebote suele conseguir el  resultado contrario al deseado.

 

La Dieta Dukan 

Este método, inventado por Pierre Dukan, propone una dieta a base de proteínas puras. Con ella, según este nutricionista, es posible perder hasta un kilo a la semana. Imprescindible es conocer la lista de los 100 alimentos permitidos, de los que 72 son pura proteína y 28 verduras. La dieta, que debe seguirse de por vida, se basa en cuatro fases distintas.

Aunque este sistema es muy aclamado por la población francesa, Pierre Dukan fue expulsado del colegio de médicos en 2014. Los expertos están de acuerdo es que esta dieta es totalmente desaconsejable, ya que puede provocar enfermedades renales, un déficit de vitaminas y minerales, agotamiento, pérdida del cabello, reducción de la movilidad intestinal y envejecimiento prematuro (debido al aumento de los radicales libres).

 

Dieta Fast o 5:2

La Dieta Fast, 5:2 o del ayuno intermitente ha sido ideada por Michael Mosley. Este método consiste en comer todo lo que se quiera y en las cantidades deseadas durante cinco días a la semana. Los otros dos días, solamente se podrá tomar 500 calorías si eres mujer o 600 si eres hombre.

Esta dieta no posee ningún tipo de validez científica y no permite disminuir de peso si en los cinco días primeros se consumen alimentos poco saludables. Además, la Organización Mundial de la Salud recomienda tomar unas 2000 calorías diarias, por lo que esta cifra podría poner en peligro nuestra salud.

 

La Dieta Volumétrica

La Dieta Volumétrica fue creada por la nutricionista Barbara Rolls. Este método establece una lista con cuatro secciones de alimentos, que se clasifican dependiendo de la densidad energética (muy baja, baja, media y alta). Según esta dieta, se puede tomar todo aquello que se quiera del primer y el segundo grupo y poca cantidad del tercero. La cuarta tabla está destinada a momentos puntuales.

Siguiendo esta dieta se pierde peso, ya que se consumen menos calorías. Sin embargo, no se conocen sus efectos a largo plazo ya que es una técnica relativamente nueva. Sí que merece especial mención el hecho de que considera como alimentos malos a los frutos secos y el aceite, alimentos que poseen propiedades beneficiosas para el organismo y no causan aumento de peso.

 

¿Quieres estudiar nutrición y dietética?

Más info

Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.