text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

Los jóvenes y sus sueños de conseguir empleo: ¿una realidad inalcanzable?

      
Los jóvenes y sus sueños de conseguir empleo: ¿una realidad inalcanzable?

Prof. Dr. Andrés Arias Astray

Profesor Titular de Trabajo Social y Servicios Sociales en la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad es el coordinador Académico del Programa de Doctorado en Trabajo Social.

• ¿Por qué es cada vez más difícil para los jóvenes conseguir un empleo digno? (Que sea acorde a lo que estudiaron, con condiciones laborales justas, seguridad social, prestaciones, etc.)

En primer lugar, porque cada vez hay menos empleos dignos para el conjunto de la población activa. Un proceso, este de la precarización del empleo, que viene de muchos años atrás, pues podríamos decir que en determinados sectores laborales se inicia en torno a los ochenta, pero se manifiesta en toda su magnitud en los últimos tiempos. Años que, además de por la intensificación de la precarización, se caracterizan por la escasez general de oferta laboral. Es la manifestación más clara de lo que desde determinados sectores empresariales multinacionales y especulativos se considera productividad y eficiencia y que desde la perspectiva de quienes están asalariados no son más que condiciones de empleo progresivamente más deficientes y demandantes. En segundo lugar, porque la progresiva desregulación laboral lo permite. Una desregulación que, desde algunos sectores, se ha visto como el mejor modo de conseguir esas supuestas productividad y eficiencia empresariales.

 

• ¿Qué alternativas han encontrado los jóvenes para emplearse?

Pues fundamentalmente aquellas que pasan por salarios que no permiten la autonomía personal, y que se caracterizan por la anarquía horaria y la asunción de exigencias laborables poco dignas en otras muchas dimensiones. Alternativas que sólo son asumibles por personas jóvenes que, o dependen de sus madres y padres, como ocurren en países familiaristas como el nuestro, o están dispuestas a asumir estilos y alternativas de vida que no suelen ser las mayoritariamente deseables después de la treintena. Alternativas que, salvo raras excepciones y en aquellos casos en el que el origen familiar ha permitido una colocación independiente de la valía o la formación personal, pasan por la renuncia a la maternidad o paternidad o directamente por la emigración a otros países en donde las condiciones laborales todavía son aceptables para personas con estudios universitarios.

 

• ¿Qué pueden hacer los jóvenes para mejorar su situación laboral? ¿Cuál podría ser un primer paso?

Los jóvenes ya están haciendo muchas cosas para mejorar potencialmente su situación laboral. El problema no son los jóvenes ni lo que estos hacen o dejan de hacer, sino el propio mercado laboral. Es cierto que existen alternativas en el ámbito empresarial que, más allá de modas coyunturales como la del emprendedurismo y términos de moda similares, pasan, necesariamente, por encontrar financiación, cosa que si se es jóvenes y no se tienen bienes o capital es realmente difícil, y por contar con proyectos adecuados. Lo que sí está claro, por otra parte, es que la educación superior y aquella de mayor nivel favorece la empleabilidad y, más en concreto, la posibilidad de evitar la precariedad.

 

• ¿Quién es el principal responsable de brindar las condiciones adecuadas para que los jóvenes puedan tener un empleo adecuado?

No hay un responsable principal, sino varios. Por una parte, los gobiernos, que deben regular adecuadamente las relaciones entre el sector empresarial y quienes están asalariados. Por otra, la clase empresarial, que ha de ser consciente de que la promoción de situaciones de infraempleo no es la mejor política empresarial en el medio y largo plazo. Finalmente, los propios asalariados que han de encontrar nuevas formas para organizarse y defender de mejor modo sus intereses, sin que ello suponga un bloqueo sin sentido de la iniciativa empresarial.

 

• ¿Los jóvenes deben considerar estudiar una carrera afín a sus intereses o una que responda a la industria en desarrollo y oferta laboral del país?

Yo creo que lo primero, pues estudiar hoy en día una carrera no presupone una ocupación futura. Me explico, creo que más allá de la formación específica que uno adquiera, el estudiar una carrera universitaria permite desarrollar un conjunto de competencias generales que van a permitir adaptarse a distintos retos y ambientes laborales. Por otra parte, es necesario continuar formándose a lo largo de toda la vida laboral, por lo que los estudios originales pueden terminar siendo realmente muy distintos a las ocupaciones que uno termine por desarrollar.

 

• ¿Cuáles cree que son las carreras del futuro?

No creo que haya una “carrera del futuro”, lo importante es formarse adecuadamente en la disciplina que a uno le interese, siendo lo suficientemente flexible como para abrirse a otras especialidades en función de los conocimientos y las habilidades que se vayan necesitando para desarrollar adecuadamente una determinada actividad profesional.

 

Sobre Andrés Arias Astray

Andrés Arias Astray nació en La Coruña en 1967. En la actualidad es Vicerrector de Relaciones Internacionales y Relaciones Institucionales de la Universidad Complutense de Madrid, cargo para el que fue nombrado por el rector José Carrillo en octubre de 2013. Profesor Titular de Trabajo Social y Servicios Sociales, es el coordinador Académico del Programa de Doctorado en Trabajo Social. Previamente, y también en la Facultad de Trabajo Social, ha ostentado los cargos de Decano y Subdirector de Postgrado e Investigación.

Con anterioridad a su llegada a la Complutense en el año 1999, fue profesor del área de Psicología Social en la Universidad de Almería (1994-1999), en donde ostentó el cargo de Secretario de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Antes de ello, fue Becario de FPI y FPU en la Sección Departamental de Psicología Social de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (1992-1994).

Es Doctor en Psicología y Máster en Modificación de Conducta por la Universidad Complutense, Diplomado en Trabajo Social por la Universidad de Castilla La-Mancha y Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación (Área de Psicología), con Premio Extraordinario por la Universidad Pontificia de Salamanca y Premio Nacional de Terminación de Estudios Universitarios. En la última universidad citada también ha obtenido el Máster en Terapia Psicoanalítica.

En la actualidad, y entre las distintas labores asociadas al Vicerrectorado que ostenta por delegación del rector destacan la máxima representación en la Escuela Latinoamericana Complutense, ser el operador nacional del Programa NILS de Ciencia y Tecnología, ser miembro de la Comisión Académica del Real Colegio Complutense en la Universidad de Harvard, y ser el máximo responsable de los programas de cooperación al desarrollo de la Universidad Complutense.

Pertenece al grupo de Investigación consolidado Complutense “Factores psicosociales, voluntariado y apoyo social”. Como queda reflejado en sus publicaciones y contribuciones en congresos nacionales e internacionales, además de en la temática de la que se ocupa el citado grupo, lleva a cabo su labor investigadora en las áreas del trabajo social socio-sanitario, de violencia y malos tratos (maltrato infantil y violencia de género), del trabajo social con grupos y de la epistemología del Trabajo social. También, y desde el año 2004, tiene una línea de investigación abierta sobre pedagogía online del trabajo social en ámbitos internacionales (vircamp; virclass).

Ha realizado estancias de investigación en las Universidades de Surrey (Reino Unido) e Inholland University of Applied Sciences en Haarlem y visitado como profesor algunas universidades europeas y americanas, entre las que destacan el ISCTE IUL de Lisboa, Bergen University College, Porstmouth University, UNSA de Arequipa, Universidad de Coimbra, Kempem University, University of Northland, Liepaja University, Universidad Lusíada, Mannheim University of Applied Sciences, Jönköping University, Instituto Superior Miguel Torga, Universidad de Tlaxcala; Fachhochschule, Voralbergy y Universidad de Kaunas. Ha participado con ponencias y comunicaciones en más de medio centenar de Congresos, reuniones y seminarios científicos internacionales. Forma parte del Consejo Editorial de las Revistas Portularia, Comparative Social Work, Trabajo Social Hoy y Azarbe. Es miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Europea de Escuelas de Trabajo Social.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.