text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Design Thinking: un método para afrontar los retos con un enfoque divergente

      

Se trata de una metodología híper funcional con múltiples aplicaciones prácticas que se ha convertido en uno de los pilares del Bootcamp UX/UI Design de Ironhack. El Design Thinking apuesta por dejar de lado las soluciones conocidas para hacer frente a los problemas o retos con nuevos enfoques y fórmulas que no habíamos contemplado. La búsqueda de ese punto de vista divergente hace que el proceso sea más abierto, colaborativo y participativo, y que podamos contemplar soluciones a las que no habríamos llegado por métodos convencionales… O sea, algo parecido a lo que tuvieron que hacer los expertos de la NASA y los tripulantes del módulo lunar en aquel fatídico mes de abril de 1970 para poder regresar a la Tierra.

Aunque el Design Thinking se creó en el periodo de entreguerras por el arquitecto del movimiento Bauhaus Walter Gropius, fue en los 90 cuando el diseñador y profesor de Stanford David Kelly desarrolló este enfoque innovador con la vista puesta en varios beneficios:

· Es un método eficaz de trabajo en equipo.

· Favorece la generación de ideas innovadoras y originales.

· Está centrado en la resolución de los problemas del usuario y ayuda a descartar las respuestas inviables.

· Prioriza el Customer Centric para que las soluciones tengan un impacto positivo en la vida de los usuarios.

Una de las ventajas de esta metodología es que su propia naturaleza lo sitúa como una herramienta transversal y multidisciplinar aplicable a un montón de procesos:

· Diseño y creación de productos y servicios orientados a satisfacer las necesidades del usuario.

· Configuración de una UX satisfactoria en el mundo del desarrollo web

· Definición de propuestas de valor y mensajes clave en estrategias de marketing.

Todos estos elementos han convertido el Design Thinking en un método cada vez más implantado en el ámbito empresarial y en una herramienta básica para la resolución de retos y problemas, y la búsqueda de soluciones, servicios y productos en cualquier ámbito profesional. Pero, ¿cómo se aplica este método? El Design Thinking descansa sobre cinco pilares que, sin embargo, no tienen por qué respetar un esquema lineal: cuenta con un enfoque iterativo que permite regresar a fases anteriores y replantear conceptos varias veces hasta dar con la mejor solución.

1. Empatizar con el usuario. Es la base del proceso de diseño. Hay que conocer al usuario y reunir toda la información disponible sobre él para poder entender qué es lo que le resulta relevante. A más empatía, mayor capacidad de comprenderle e identificar lo que le aporta valor.

2. Definir el problema. El análisis de toda la información recogida permitirá definir el problema o el reto como paso previo a la búsqueda de soluciones. En esta fase es fundamental cribar la información para poder encontrar los insights, los puntos de acción para establecer el foco creativo.

3. Idear soluciones. Llega el momento del brainstorming, la tormenta de ideas que permitirá generar soluciones y responder a las necesidades y los deseos del usuario.

4. Prototipar o materializar las ideas. Es el momento de aterrizar las ideas, de plasmarlas en papel y de poder mostrarlas al público objetivo. En esta fase se pueden hacer tests A/B o encuestas a través de las redes sociales.

5. Validar el proceso. La última fase del proceso constituye el momento de la verdad en el que hay que mostrar al usuario la solución diseñada y prepararse para regresar a alguna de las fases del proyecto, en caso de que sea necesario mejorarlo.

El Design Thinking cuenta con un recorrido muy definido y cubrir sus cinco etapas no resulta complicado, aunque sí laborioso. Por eso resulta muy importante ponerlo en marcha en equipo, afrontar los retos con la mente abierta y sin apriorismos, y no poner trabas al ingenio. Estas son algunas de las razones por las que Ironhack lo incluye como una referencia creativa en su Bootcamp UX/UI Design: gracias a él podemos pasar de la incertidumbre a la claridad, de los conceptos ambiguos a las necesidades concretas, de las dudas a las certezas y de los retos a las soluciones.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.