Noticias

Finlandia destruye 8 soluciones por las que ha optado la educación española

      
Autor: Petri A.  |  Fuente: Flickr
actualizado 14/05/2015 

La educación española ha estado en crisis desde hace varios años. La tasa de abandono escolar es una de las más altas en la historia del país, con el 25% de los jóvenes entre 18 y 24 que no han finalizado sus estudios de Secundaria. Esta cifra, de acuerdo con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MEC) duplica la media europea (12,8%).

Lee también
» Por primera vez el Informe PISA evaluará la capacidad de los estudiantes para trabajar en equipo
» UNESCO: 10 recomendaciones para promover el acceso universal a la educación
» La diferencia de ingresos todavía interfiere en el acceso a la educación 

Y el diagnóstico continúa repitiéndose para intentar remediar esta situación, entre varias otras: más horas de estudio, más tareas extracurriculares, volver al antiguo sistema educativo, dedicar más fondos a la educación, exigir una educación obligatoria desde más pequeños, asignar más docentes por alumnos…Ante estas soluciones, el sistema finlandés, que de acuerdo al informe PISA es el mejor de Europa, evidencia las fallas en todas estas propuestas. Conócelas a continuación.

Según demuestra Finlandia, las soluciones que en España parecen ser muy claras y necesarias, para el país nórdico se tratan simplemente de mitos, que de someterlos a un análisis preciso no lograrían sostenerse. Si bien esto no implica que su método sea el mejor o el más eficiente, su éxito se repite año tras año. A continuación evidenciamos los 8 mitos que el sistema educativo español suele considerar como soluciones:

Solución 1: Ir a la escuela de más pequeño
 
En Finlandia los niños comienzan la primaria con 7 años, 1 año más que en España y muchos otros países. Según explica el docente del Institu Nordic,  Hannu Arvio, la enseñanza obligatoria empieza luego, y es a los 7 cuando se les enseña a leer, así como contenidos similares que aquí se aprenden antes. En un principio se les da mayor importancia a las asignaturas instrumentales, que empiezan a decrecer a medida que aumentan las lenguas, por ejemplo.
 
Solución 2: Hacer más deberes
 
En los primeros años de formación los niños no tienen que realizar casi tareas domiciliarias, lo que les permite ampliar su formación en otras áreas: música, danza, idiomas…
 
Solución 3: Aprender inglés desde pequeños
 
En nuestro país los niños comienzan aaprender idiomas desde muy pequeños, en Finlandia este no es el caso. El primer idioma, generalmente el inglés, se enseña a partir de los 9 años. Pese a ello, a los 18 años su nivel de inglés es ampliamente superior al nuestro, que puede perfectamente residir en la metodología de enseñanza.
 
Solución 4: Más horas de estudio
 
Si bien puede parecer que a mayor número de horas en el aula mayores resultados se obtendrán, esto no es así. En Finlandia el número de horas lectivas es bastante menor (608 horas lectivas frente a las 875 de España).
Solución 5: Memorizar contenidos El sistema educativo recurre a una metodología diferente a las memorizaciones, y se centra en la discusión y reflexión de los contenidos. Se trata de enseñar a pensar, por lo que se opta por grupos reducidos de estudiantes por clase.

Solución 6: Un mismo programa educativo para todos
 
Esto es totalmente a la inversa en Finlandia: se opta por adaptar el programa a cada caso. El municipio opta por una el método de enseñanza, luego el docente. Por este motivo tienen un mayor grado de autonomía que le permite al profesor centrarse en las necesidades de los alumnos.
Solución 7: Acceso universal a la formación universitaria Un rasgo que nos diferencia de los finlandeses es el hecho de que ellos parten de la premisa de que todos somos diferentes y por ende, no todos debemos ir a la universidad, sino que cada uno es bueno en algo diferente, por lo que el sistema pretende facilitarle a cada uno el acceso a la formación en la que se destaca.

Solución 8: Dedicar más fondos a la educación
 
Este es uno de los principales reclamos y el que prueba ser menos eficiente. Según indica la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el sueldo medio de un docente español en 2010 era de 41.339 dólares, frente a los 37,886 dólares de los finlandeses, el gasto por alumno rondaba los 9.162 dólares en Finlandia, mientras que aquí era de 9.608 dólares.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.