text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo distinguir a un buen líder de un farsante?

      
Un buen líder es el que mantiene una buena comunicación con sus subordinados. Fuente: Universia
Un buen líder es el que mantiene una buena comunicación con sus subordinados. Fuente: Universia
Muchas personas pueden ocupar el puesto de líder pero solo unos pocos cumplen con los requisitos para destacarse en el puesto y conducir como se debe la compañía. Para que puedas distinguir entre quien ejerce el liderazgo con capacidad y quien dice hacerlo pero es un farsante, te daremos algunas claves.
 
Cualquier empresario debería tener en cuenta estos consejos consignados en el portal El economista para contratar a alguien que merezca el cargo ya que quien no tiene las capacidades suele generar insatisfacción en los empleados, desmotivación y agotamiento.
 

¿Qué actitudes caracterizan a un farsante?

1. Hablar mal de alguien a escondidas

El líder que habla mal de uno de sus empleados frente al resto no es un buen líder. Esta actitud lleva a pensar al resto qué dirá de su persona a sus espaldas.
 

2. Evitar trabajar

Los farsantes son quienes evitan por todos los medios trabajar. Y cuando hay problemas o son períodos de trabajo duro, escapan.

3. No toman decisiones difíciles

No son buenos líderes quienes siempre que hay que tomar decisiones difíciles, ponen excusas para no asumir responsabilidades.

4. No escuchar

Quien se niega a debatir determinados asuntos y no acepta la crítica constructiva de terceros, no puede asumir el rol de liderazgo con éxito.

5. Salvaguardar a sus amigos en la compañía

Ocultar los errores de tus amigos en la oficina y castigar los del resto, no es una actitud propia de un líder.

6. Mostrarse como un compañero más

Los jefes que con tal de estar cercanos a los empleados se presentan como un compañero más, no ejercen como líderes.

7. No avanzar

Un buen líder es el que constantemente mejora porque es consciente que la vida y el mundo cambia. Quienes no evolucionan, no desempeñan bien su rol.

8. No mostrarse confiables

Quienes mientan o “disfrazan” la verdad suelen verse como personas no transparente y no será bueno que un líder sea visto de ese modo.

9. No comunicarse

Lo ideal es que el superior se comunique con sus empleados para conocer de qué son capaces.

10. No aceptar los errores

Cuando un líder comete un error debe saber aceptarlo.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.