text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Unos 30.000 universitarios podrían ser expulsados por deudas

      
Se estima que unos 30.000 estudiantes podrían ser expulsados de sus universidades. Fuente: Universia.
Se estima que unos 30.000 estudiantes podrían ser expulsados de sus universidades. Fuente: Universia.
Se estima que unos 30.000 universitarios podrían ser expulsados de sus centros educativos por no haber pago sus matrículas, lo que equivale al 2,3% de toda la población de estudiantes de ese nivel. No obstante, la cantidad de morosos no es oficial y aseguran que podría variar tanto al alza como a la baja.

La cifra fue estimada por el portal de Elpais.com en base a la información proporcionada por todos los campus públicos menos algunos pequeños en los que no ha vencido el plazo para pagar.

En Madrid, se estima que unos 7.000 estudiantes no han podido pagar sus matrículas y en ese caso, las mismas han aumentado 38% de media. En Cataluña, los morosos creen que son unos 3.000, una cifra que triplica la registrada hace tres años. Y eso son solo algunos ejemplos de la situación que los estudiantes viven en la coyuntura actual y que podría agravarse una vez instrumentados los cambios previstos por el Ministerio de Educación.

Esos alumnos que conservan una deuda serán expulsados de los centros universitarios pero además, se les impide poder acceder al campus virtual para obtener un certificado académico o pedir un título.

Ante el llamado de atención de los universitarios que alertaron de su incapacidad de pago en un contexto en el que muchas de sus familias tienen a todos sus miembros en pago, varias universidades activaron fondos sociales. Un ejemplo en este sentido es el de la Universitat Autónoma de Barcelona que creó la Beca Finestreta, para beneficiar a unos 150 alumnos.

La Universitat de Valencia, por su parte, y con el mismo objetivo de apoyo a los afectados, cuadruplicó sus becas propias y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ha incrementado sostenidamente el fondo social.

Cuando las instituciones y el Gobierno no brindan apoyo, los mismos estudiantes han buscado una salida para paliar su falta de presupuesto. Y un ejemplo novedoso en este sentido ha sido el proyecto de la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid que en su campaña “Matrícula entre todos”, propone vender 500 bolígrafos a dos euros para ayudar a los afectados.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.