text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Prácticas profesionales en España

      
Las prácticas laborales son el primer contacto entre el alumnado y el mercado laboral. Banco: stock.xchng Foto: Dave Di Biase
Las prácticas laborales son el primer contacto entre el alumnado y el mercado laboral. Banco: stock.xchng Foto: Dave Di Biase

 

En este contexto, parece fundamental incidir en un estudio del panorama general existente para tratar de encaminar esas prácticas hacia un correcto entendimiento entre todas las partes (empresa, universidad y estudiante).

Para ello, de forma conjunta, Universia y Trabajando.es han aprovechado su presencia entre la comunidad universitaria y han llevado a cabo un estudio sobre la valoración de la experiencia de becarios españoles en empresas, dibujando un marco general de la coyuntura actual de nuestro país.

Las prácticas laborales son el primer contacto entre el alumnado y el mercado laboral. Por un lado, suponen el encuentro que permitirá que los estudiantes adquieran las competencias necesarias para enfrentarse a los problemas reales de su profesión y por otro lado, como hemos señalado, una importante fuente de retención de talento.
 
Será importante, en este sentido, para empresas y para sus expectativas en cuanto a captación de jóvenes potenciales, ofrecer un programa de prácticas atractivo que permita vislumbrar capacidades y habilidades en el estudiante pero que también resulte beneficioso para el desarrollo profesional del mismo. Las prácticas adecuadas son las que vinculan los conocimientos teóricos impartidos en el aula, con el mercado laboral y las exigencias de las empresas. Según la OCDE, la UNESCO y La Unión Europea (UE), un buen ajuste del nivel instructivo a las necesidades del mercado laboral y al tejido productivo condiciona los resultados individuales y el desarrollo económico de la sociedad.
 
De la totalidad de los usuarios encuestados, casi la mitad de ellos (un 48,4%) habían realizado prácticas profesionales en alguna empresa, 88,8% de los cuales las escogieron y desempeñaron en un ámbito que se situaba dentro de su campo de estudio. Dos datos que sacan a la luz sendas conclusiones importantes: por un lado, vemos como el porcentaje de candidatos con experiencia curricular basada en las prácticas es considerablemente potente (dato que irá en aumento dada la implantación del Plan Bolonia y la consecuente introducción de las prácticas dentro de los programas académicos); y por otro, se comprueba como estos candidatos han sido casi en su totalidad muy selectivos a la hora de elegir qué prácticas profesionales quería realizar y dentro de qué campo.

 

 

 

 

 

 

Valoración de las prácticas
 
Los estudiantes tratan de implementar la calidad de su curriculum a través de la realización de prácticas profesionales. Es importante destacar que los aspectos más valorados por nuestros usuarios han sido la obtención de experiencia laboral (47.9%) seguida de los conocimientos adquiridos en la institución (36,4%). Algo que incide en  la importancia de desarrollar programas de prácticas cualificados que aporten un valor añadido a los estudiantes que decidan presentar su candidatura en la empresa correspondiente.
 

 


 

Como dato significativo, por el contrario, los usuarios de Universia y Trabajando.com, escogieron como las opciones menos valoradas a la hora de elegir una empresa en la que realizar prácticas la ayuda al estudio (56.7%) y la institución en la que hacerlas (18,3%).

 

 

 

Periodo de prácticas
 

Una de las grandes cuestiones a debate entre Universidad y empresa suele ser el tiempo total de realización de prácticas profesionales dentro de una misma empresa a lo largo del curso escolar por parte del alumno. Las primeras tratan de proteger el horario y asistencia a clase de los mismos, mientras que las segundas quieren que estos se desarrollen como profesionales. Buscar el equilibrio no es fácil y por ello, desde las universidades no existe un criterio unificado (algunas limitan el número de horas, otras no). No obstante, de nuestro estudio se desprende que la mayoría de los estudiantes (un 41,9%) optan por permanecer un periodo de tiempo que oscila entre 1 y 3 meses.

 


 

Teniendo en cuenta el panorama económico en el que nos movemos y la creciente competitividad entre los CV para puestos cualificados, las prácticas formativas ofrecen al estudiante una excelente oportunidad para la aplicación práctica y tutorizada de aquellos conceptos que el estudiante está recibiendo en el aula. Además permite al futuro candidato mejorar sus competencias e incrementar su nivel de empleabilidad.
 
Prueba de ello son los datos recogidos en la encuesta que muestran cómo un 60.4% de los usuarios volvería a hacer prácticas en otra empresa y un 30.6% lo haría en función del panorama laboral.

 

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.