text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo hacerte un tiempo para ti

      
Autor: Sean MacEntee  |  Fuente: Flickr

Dedicar ocasionalmente un tiempo del día a uno es importante para mantener la cordura y no dejarse sobrellevar por el estrés. SIn embargo, esto puede ser difícil para muchos, especialmente cuando te agobia la rutina y las responsabilidades. Para prevenir esto, intenta hacerte momentos para dedicarte a ti mismo. Para ayudarte a encontrar ese espacio, te acercamos algunos consejos prácticos:

 

 

Lee también
» 10 claves para aprovechar mejor el tiempo
» 9 pistas para encontrar el tiempo suficiente para lograr tus objetivos
» ¿Cómo organizo eficientemente la jornada laboral?

 

 

Muchas veces sorprenden aquellos que logran trabajar la jornada entera, asistir a reuniones, y luego volver a casa a hacer la cena y dormir lo suficiente como para llevar a cabo la misma rutina al día siguientes. ¿Cómo es posible vivir así? De acuerdo a los expertos existe una manera de hacer esto, e incluso poder ejercitar y meditar: 

 

 

1. Dí que no

Para crear más tiempo necesitas liberar un poco de ello. Por ende, si hay cosas que no quieres cumplir pero sientes la obligación de hacerlo recházalas. Una vez que empiezas a hacerlo verás que ganas impulso y te sentirás muy bien a la larga.

 

 

2. Permítete las cosas

Muchos quieren decir no, pero luego sienten culpa de negarse, que se es egoísta o temen que alguien se enoje o decepcione con la respuesta. Sin embargo, ¿qué es peor?, ¿sentirse aburrido de algo que no quieres hacer o ser honesto y atender a las necesidades personales de uno? Date permiso de optar por lo que te llene más, que es lo más importante a fin de cuentas.

 

 

3. No te sobreexijas

Además de negar ciertos favores o tareas, es importante que te impongas a las demandas sociales. Para crear tiempo para tí y relajarte debes dejar de acumular lo innecesario. El agobio es parte de nuestra forma de vida, como también lo es el exceso de compromiso y planificación. Es muy difícil apegarte a tus horarios cuando te encuentras en medio de esta locura. ¿Sientes una necesidad de estar constantemente en movimiento? Piensa en reducir la velocidad. Meditar es una gran manera de calmar la mente, relajarte y disfrutar más del día.

 

 

4. Conoce tus necesidades

Muchos se preguntan cómo hacer todo, pero ese "todo" es relativo para cada, y significa algo diferente para cada uno, por lo que necesitas comenzar por tener en claro los valores personales y tomar decisiones a partir de ello. Debes saber bien priorizar tus necesidades y el orden, ya que esto repercute directamente en tu ánimo. Piensa en qué te hace feliz y bien.

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.