text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 consejos para emprendedores primerizos

      
<p style=text-align: justify;>Emprender no es tarea sencilla, y es aún más difícil cuando es tu primer negocio y<strong> no sabes exactamente por dónde comenzar o qué hacer</strong>. <strong><a title=Portal de Noticias de Universia España - El miedo al fracaso y la presión impiden emprender href=https://noticias.universia.es/empleo/noticia/2012/11/27/984585/miedo-fracaso-presion-impiden-emprender.html>El miedo a fracasar</a></strong>, la traba principal a la hora de emprender cuando eres joven, es una posibilidad muy real, pero para la que necesitas estar preparado. Sin embargo, es posible evitarla e incluso ser muy exitoso. Para ayudarte a impulsar tu empresa como primerizo, te acercamos 8 consejos:</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Si quieres descubrir todo lo que necesitas para emprender dentro o fuera de España, ingresa al especial Emprendedores de Universia href=https://noticias.universia.es/tag/noticias-emprendedores/>» <strong>Si quieres descubrir todo lo que necesitas para emprender dentro o fuera de España, ingresa al especial Emprendedores de Universia</strong></a></p><p style=text-align: justify;> </p><h3>1. Rodéate de personas inspiradoras</h3><p style=text-align: justify;>Es normal buscar información que reafirmen las decisiones que tomas. Cuando te comprometes a seguir una afición y tomas un gran riesgo, puede ser amenazante para quienes tienen un camino seguro para transitar. A medida que expresas tu entusiasmo presta atención a quién intenta derribarlo, y <strong>recuerda que esto en general es una proyección de sus propias inseguridades y miedos</strong>. Sé compasivo, pero minimiza el tiempo que pasas con esas personas, especialmente al comienzo. Rodéate de quienes se mantienen inspirados y resuelven problemas, y esto cambiará tu perspectiva sobre la vida.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3>2. Preguntar es la única manera de aprender</h3><p style=text-align: justify;>No puedes preocuparte por sonar estúpido y definitivamente no debes intentar resolver todo solo. Investiga, aprende lo que no sabes, encuentra personas con las respuestas que necesitas y sé directo con tus preguntas. Si no conoces personas que hayan sido exitosas en lo que intentas hacer, utiliza el networking y conoce gente que pueda serte de utilidad. </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>El tiempo es clave, y <strong>ésta seguramente sea la manera más rápida de conseguir lo que quieres</strong>. Dedica tiempo a conocer o llamar a personas que puedan ayudarte. No pretendas comprender cosas que no entiendes. No seas orgulloso y recuerda que las preguntas tontas son un requerimiento a la hora de emprender.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3>3. Encuentra un buen socio cuanto antes</h3><p style=text-align: justify;>2 mentes piensan mejor que 1. Conviene siempre buscar personas con experiencia y que puedan traer valiosa información, que complementen tus conocimientos sin opacarte. Así<strong> podrás realizar trabajo de mejor calidad</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3>4. Establece tu misión y visión</h3><p style=text-align: justify;>La misión es clave y definirá tus metas para la empresa a futuro, y te guiará en el camino empresarial. </p><p style=text-align: justify;> </p><h3>5. Considera los comentarios como un cumplido</h3><p style=text-align: justify;>El tiempo que una persona se toma para escribirte es un regalo. Cuando un individuo deja de hacer lo que hace para pensar en tu empresa, sin importar de qué se trate su comentario, tómalo como un cumplido. Nunca estés a la defensiva, sino que escucha lo que dicen y piensa en ello. <strong>En algunas instancias una respuesta bien pensada es apropiada</strong>, pero no quieres gastar aun más de su tiempo. Agradéceles, sin importar lo que digan. </p><p style=text-align: justify;> </p><h3>6. Busca patrones en los consejos que recibes</h3><p style=text-align: justify;>Los consejos siempre tienen patrones. Búscalos, fíltralos, prioriza y ponte en acción. ¿Recibes continuamente el mismo criticismo o las mismas sugerencias de parte de distintas personas? Presta atención y toma nota. Considera hacer un gran cambio si debes hacerlo. Háblalo con tu socio y el pequeño grupo de personas de los cuales sueles obtener consejos. ¿Qué necesitas hacer y cuáles serán las consecuencias? ¿Cuáles son los riesgos que tomas al no hacer eso? <strong>Debes poder articular tu pensamiento en las áreas donde los inversores buscarán fallas</strong>. No te dejes tomar por sorpresa o evites lo díficil para resolver tus problemas.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3>7. Descubre la diversión incluso en las tareas más pequeñas</h3><p style=text-align: justify;>Si no puedes entusiasmarte con lo que haces, nadie lo hará. Saber esto no lo hace más sencillo. Intenta con música para animarte o hablar con amigos y reír, siempre ayuda. </p><p style=text-align: justify;> </p><h3>8. Celebra los pequeños logros</h3><p style=text-align: justify;>Crear un negocio es desafiante, por lo que es muy importante celebrar las pequeñas victorias en el camino. Terminar el vídeo de presentación, alcanzar la meta de fondos recaudados, conectar con otros emprendedores, mejorar la versión de la plataforma o sitio web...En muchos sentidos, tu trabajo recién empieza, pero de vez en cuando asegúrate de tomar un tiempo para detenerte y reconocer el camino que ya has recorrido.</p>
Fuente: Shutterstock

Emprender no es tarea sencilla, y es aún más difícil cuando es tu primer negocio y no sabes exactamente por dónde comenzar o qué hacer. El miedo a fracasar, la traba principal a la hora de emprender cuando eres joven, es una posibilidad muy real, pero para la que necesitas estar preparado. Sin embargo, es posible evitarla e incluso ser muy exitoso. Para ayudarte a impulsar tu empresa como primerizo, te acercamos 8 consejos:

 

» Si quieres descubrir todo lo que necesitas para emprender dentro o fuera de España, ingresa al especial Emprendedores de Universia

 

1. Rodéate de personas inspiradoras

Es normal buscar información que reafirmen las decisiones que tomas. Cuando te comprometes a seguir una afición y tomas un gran riesgo, puede ser amenazante para quienes tienen un camino seguro para transitar. A medida que expresas tu entusiasmo presta atención a quién intenta derribarlo, y recuerda que esto en general es una proyección de sus propias inseguridades y miedos. Sé compasivo, pero minimiza el tiempo que pasas con esas personas, especialmente al comienzo. Rodéate de quienes se mantienen inspirados y resuelven problemas, y esto cambiará tu perspectiva sobre la vida.

 

2. Preguntar es la única manera de aprender

No puedes preocuparte por sonar estúpido y definitivamente no debes intentar resolver todo solo. Investiga, aprende lo que no sabes, encuentra personas con las respuestas que necesitas y sé directo con tus preguntas. Si no conoces personas que hayan sido exitosas en lo que intentas hacer, utiliza el networking y conoce gente que pueda serte de utilidad. 

 

El tiempo es clave, y ésta seguramente sea la manera más rápida de conseguir lo que quieres. Dedica tiempo a conocer o llamar a personas que puedan ayudarte. No pretendas comprender cosas que no entiendes. No seas orgulloso y recuerda que las preguntas tontas son un requerimiento a la hora de emprender.

 

3. Encuentra un buen socio cuanto antes

2 mentes piensan mejor que 1. Conviene siempre buscar personas con experiencia y que puedan traer valiosa información, que complementen tus conocimientos sin opacarte. Así podrás realizar trabajo de mejor calidad.

 

4. Establece tu misión y visión

La misión es clave y definirá tus metas para la empresa a futuro, y te guiará en el camino empresarial. 

 

5. Considera los comentarios como un cumplido

El tiempo que una persona se toma para escribirte es un regalo. Cuando un individuo deja de hacer lo que hace para pensar en tu empresa, sin importar de qué se trate su comentario, tómalo como un cumplido. Nunca estés a la defensiva, sino que escucha lo que dicen y piensa en ello. En algunas instancias una respuesta bien pensada es apropiada, pero no quieres gastar aun más de su tiempo. Agradéceles, sin importar lo que digan. 

 

6. Busca patrones en los consejos que recibes

Los consejos siempre tienen patrones. Búscalos, fíltralos, prioriza y ponte en acción. ¿Recibes continuamente el mismo criticismo o las mismas sugerencias de parte de distintas personas? Presta atención y toma nota. Considera hacer un gran cambio si debes hacerlo. Háblalo con tu socio y el pequeño grupo de personas de los cuales sueles obtener consejos. ¿Qué necesitas hacer y cuáles serán las consecuencias? ¿Cuáles son los riesgos que tomas al no hacer eso? Debes poder articular tu pensamiento en las áreas donde los inversores buscarán fallas. No te dejes tomar por sorpresa o evites lo díficil para resolver tus problemas.

 

7. Descubre la diversión incluso en las tareas más pequeñas

Si no puedes entusiasmarte con lo que haces, nadie lo hará. Saber esto no lo hace más sencillo. Intenta con música para animarte o hablar con amigos y reír, siempre ayuda. 

 

8. Celebra los pequeños logros

Crear un negocio es desafiante, por lo que es muy importante celebrar las pequeñas victorias en el camino. Terminar el vídeo de presentación, alcanzar la meta de fondos recaudados, conectar con otros emprendedores, mejorar la versión de la plataforma o sitio web...En muchos sentidos, tu trabajo recién empieza, pero de vez en cuando asegúrate de tomar un tiempo para detenerte y reconocer el camino que ya has recorrido.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.