text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Propósitos de año nuevo que impulsan tu desarrollo profesional

      
Propósitos de año nuevo que impulsan tu desarrollo profesional
Propósitos de año nuevo que impulsan tu desarrollo profesional  |  Fuente: iStock

Cómo elegir estas metas y qué hacer para cumplirlas y que no queden en un simple deseo es clave para poder hacer balance de los propósitos de año nuevo al cabo de doce meses y darse la enhorabuena.

¿Cómo elegir los propósitos de año nuevo?

Centrándonos en el tema académico y laboral, se plantean metas como cambiar de trabajo o matricularse en un máster. Pero ¿son propósitos de año nuevo válidos? Está claro que, si son genuinos, no cabe dudar de su validez. Sin embargo, si lo que queremos es poder tacharlos de nuestra lista mental cuando pase un año, al concretar estos objetivos hay que fijarse en aspectos como:

  • Realismo. De nada sirve proponerse sacar matrícula de honor en todas las asignaturas si no se diseña un plan de estudio adecuado ni se hace el esfuerzo necesario. Quizás, sea más práctico plantearse algo asequible, como mejorar las notas en determinadas asignaturas.
  • Viabilidad. El fin propuesto debe ser viable y alcanzable. Si alguien decide aprender chino, inglés, árabe y alemán en doce meses, probablemente llegará a final de año sin saber decir demasiado en ningún idioma. Es mejor centrarse en una lengua extranjera y dedicar todo el esfuerzo y recursos a su aprendizaje.
  • Ambición. Los propósitos de año nuevo sirven para ayudarnos a mejorar y, a veces, eso implica sacarnos de la zona de confort. Si ya hemos valorado muchas veces probar suerte en otra industria, puede que este sea el momento de dar un giro a nuestra carrera profesional, empezando por enviar currículums a empresas de interés.

¿Cuál es la forma de cumplir los propósitos de año nuevo y evitar que caigan en el olvido?

Hacerse un propósito en firme implica comprometerse con un objetivo concreto. Al cerrar ese pacto con uno mismo hay que sentar unas bases. Independientemente de la meta que se persiga con los propósitos de año nuevo, es preciso tener claro que:

1.  Será necesario definir un plan de acción. Es la clave para pasar de las palabras a los logros. Evaluar dónde se encuentra cada uno y hacia dónde quiere llegar facilita la tarea de identificar los pasos que deben tomarse para conseguirlo.

2.  Hará falta contar con los recursos necesarios. Por ejemplo, si el plan es estudiar idiomas en el extranjero o cursar un máster de especialización, puede que no se disponga de los ahorros suficientes para pagar el importe. En ese caso, habrá que buscar becas para estudiantes.

3.  Resultará importante determinar la manera de medir el progreso. Plantearse una frecuencia, como cada mes o cada tres meses, dependiendo de la meta; para evaluar la evolución. Este seguimiento facilitará la introducción de los ajustes necesarios a tiempo de reconducir la situación, caso de producirse desviaciones en el plan original.

Enhorabuena a todos los que han decidido luchar por sacar a la luz esa versión mejorada de sí mismos, a los que no les importa el esfuerzo que les costará y a los que se han comprometido en firme con su futuro.

¿Ya tienes claros tus propósitos de año nuevo y cómo convertir esos sueños en realidad?


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.