text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

PatrocinadorCómo usar los simuladores de negocios como herramienta de aprendizaje y potenciar las competencias profesionales.

Cómo usar los simuladores de negocios como herramienta de aprendizaje y potenciar las competencias profesionales.

      
El uso de los simuladores empresariales en el aula permite motivar a los estudiantes y potenciar sus competencias profesionales
El uso de los simuladores empresariales en el aula permite motivar a los estudiantes y potenciar sus competencias profesionales

Hace algunos años, el concepto de Gamificación parecía abstracto y se miraba con desconfianza. Ahora, a finales de la segunda década del 2000, la gamificación forma parte de las metodologías más utilizadas por instituciones educativas y empresas para lograr la formación eficiente de sus estudiantes o empleados.

Los simuladores empresariales para estudiantes son herramientas ampliamente utilizadas por universidades y escuelas de negocios en todo el mundo.

¿Qué es la gamificación?

“Es el uso de elementos de juegos y técnicas de diseño de juegos en contextos que no son de juego” (Werbach & Hunter; 2012). 

Como en el caso de los simuladores de negocios, donde los estudiantes son llevados a un entorno de juego para tomar decisiones y aprender conceptos que son realmente serios en el entorno laboral.

Es en ese entorno digital inmersivo empresarial donde la competencia entre los estudiantes y la motivación por disputarse el primer puesto lleva a los estudiantes a resolver preguntas del tipo:

  • ¿Cómo puedo financiar los proyectos de una empresa?

  • ¿Puede el plan de negocio de mi emprendimiento ser exitoso?

  • ¿De qué forma puedo alcanzar los objetivos que me planteo en una empresa o en cualquier entorno?

  • ¿Cómo los recursos humanos de mi compañía me ayudarán a alcanzar mis objetivos?

  • ¿La estrategia corporativa que me planteo es la adecuada para vencer a mis competidores?

Estas preguntas son las que aparecen día a día en la mente de los directivos y responsables de cualquier empresa. 

Gracias al empleo de los simuladores de empresas en el aula, los estudiantes pueden responderlas mediante la práctica en entornos digitales y seguros basados en casos reales. 

Si se quiere apostar más por la innovación y por un modelo más disruptivo, existen también simuladores para trabajar las competencias directivas. Por ejemplo, La Isla, donde hay que gestionar los recursos de la misma; o Innovación GP, donde el usuario se pone en la piel de un responsable de una escudería. 


¿Cómo medir soft skills a través de los simuladores empresariales?

El estudiante se ve enfrentado a diferentes retos donde la capacidad analítica es fundamental y el trabajo en grupo con sus compañeros le ayudará a plantearse diferentes soluciones. 

La capacidad estratégica del grupo de estudiantes se pone en duda al compararse con la de los grupos con quienes compiten en el aula.

Sin duda, la gestión del equipo, la comunicación y el liderazgo son también habilidades blandas que salen a flote en los entornos gamificados donde el usuario se ve sumergido en la situación y adquiere un rol específico dentro del grupo.

La planificación y la gestión de los recursos que tiene el alumno a su alcance son actividades esenciales para alcanzar los resultados y/o la satisfacción de los clientes.

Por tanto, la mejora continua y la orientación a la calidadse hacen competencias indispensables.

¿Cómo es posible que los estudiantes interioricen esos conceptos y los desarrollen? Con el método learning by doing.

Poner en práctica todo lo aprendido en clase y llevarlo a un entorno real para aplicarlo sin riesgos.

La única manera de poder hacer eso es mediante el empleo de simuladores de negocios en el aula. 

¿Qué ventajas tiene el uso de simuladores empresariales?

En primer lugar, se aumenta la motivación y la implicación que tienen los estudiantes hacia la asignatura 

Es por eso que los simuladores de negocios funcionan muy bien como herramienta de aprendizaje, donde tanto alumnos como profesores e instituciones salen beneficiados. 

Por otro lado, el uso de tecnología permite a los alumnos familiarizarse con ella, lo que tendrá muy buenas consecuencias en su futuro laboral. 

Pero también los docentes se verán beneficiados, ya que podrán usar los simuladores de gestión empresarial para medir, evaluar y mejorar las competencias profesionales de sus alumnos. 

Gracias al data analysis es posible que los docentes tengan más fácil el proceso de evaluación, gracias a la claridad de los resultados que arrojan las herramientas. 

Y no solo eso, también es posible identificar puntos de dolor o deficiencias en el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Esto se traduce en una mejora de la formación, con todos los beneficios que ello implica. 

Sin duda, los docentes son quienes tienen el control total de la formación de sus alumnos

Algunos de los simuladores de negocios incluso permiten que los docentes interactúen con los usuarios creando competidores “bot” (o competidores automáticos) que dificultan los casos prácticos.

Además se pueden modificar las variables del entorno de juego, lo que da lugar a una variedad infinita de modos de juegos. 

Por ejemplo, es muy habitual que muchos docentes creen casos con épocas de bonanza y de crisis en las simulaciones empresariales cuando los alumnos menos se lo esperan.

¿Para qué? Para generar conmoción e medir su capacidad de adaptación al cambio. 

En resumidas cuentas, el alumnado adquiere competencias propias del entorno de la empresa y retienen ese conocimiento de manera más sencilla que con los métodos tradicionales. 

Y además, se divierten mientras llevan a cabo el proceso cognitivo.

¿Dónde pueden usarse los simuladores de negocios?

Las soluciones de simulación empresarial son también conocidas como business games, y no solamente son utilizadas por universidades sino también por empresas. 

Cada vez son más las empresas punteras que apuestan por la digitalización de la industria y recurren a los business games.

El Banco Santander ha utilizado un simulador empresarial para fomentar el emprendimiento y dar las claves básicas para crear un negocio. 

El objetivo es trabajar habilidades como la toma de decisiones y la visión estratégica, así como hacer que se sientan como en una empresa real. 

Tanto los estudiantes como el área de recursos humanos pueden ver en todo momento datos y gráficos que les serán muy útiles para su trabajo. La aplicación consiguió en menos de 2 años casi 40.000 descargas.

Simuladores empresariales en procesos de captación de talento.

Otras empresas como Ernst & Young y Cepsa han utilizado en España los simuladores de gestión empresarial para captar talento

A través de la medición de soft skills que permiten la analítica y algoritmia de diversos simuladores, empresas líderes en el mercado optan por poner a prueba a los candidatos para identificar cuáles de ellos encajan con el perfil ideal que buscan.

En este sentido, el uso de la gamificación y, sobre todo, de los simuladores de gestión para trabajar competencias blandas y profesionales es un aporte de valor increíble al futuro de los estudiantes de cara a su futuro laboral y a reputación de las instituciones educativas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.