Noticias

Trabajo fin de grado: las claves

      
Trabajo fin de grado: las claves
Trabajo fin de grado: las claves  |  Fuente: Shutterstock

Se trata del último desafío al que cada alumno deberá enfrentarse antes de poder dar por completada su etapa universitaria, el menos en lo que respecta a los estudios elegidos. Es esta investigación la que puede abrir puertas de cara al futuro en la docencia, si se planea avanzar hacia estudios de doctorado; o acercar a oportunidades profesionales, si las conclusiones a las que se llega captan la atención de empresas de la industria.

¿Cómo elaborar el trabajo fin de grado?

El último año de un programa de licenciatura es el final de una gran aventura. No obstante, a pesar de la carga emocional que supone la transición a una nueva etapa, hay que dejar a un lado esas sensaciones para poder enfrentarse con plenitud al último reto: el trabajo fin de grado.

Durante la elaboración de este trabajo se obtiene una oportunidad muy valiosa para perfeccionar las habilidades de investigación y poner a prueba la capacidad de síntesis del alumno. Además, el proceso en sí es una parte importante del aprendizaje en la Universidad.

Para muchos, la experiencia de elaborar el trabajo fin de grado es realmente satisfactoria y permite poner en práctica las habilidades conceptuales, prácticas y académicas adquiridas a lo largo de la licenciatura.

Por lo general, este trabajo se divide en dos formatos diferentes:

  • Un proyecto escrito.
  • Una presentación oral.

Ambas partes del proyecto presentan diferentes requisitos que el estudiante debe seguir dependiendo del programa; por esta razón, hay que familiarizarse con las exigencias y normas aplicables antes de comenzar el proyecto.

Además de esa precaución, hay ciertos consejos y recomendaciones que cada estudiante puede seguir para facilitar las cosas, como:

1) No dejar el trabajo fin de grado para el último curso. Se puede empezar a pensar en este proyecto final ya en el año anterior. De hecho, al tratarse de un trabajo extenso y que ocupará gran parte del último año, ser previsor puede evitar algunos problemas, como el de falta de tiempo. Adelantarse asegura más tiempo para desarrollar las ideas y cumplir cada requisito correctamente.

2) Centrarse en un tema que apasione. No basta con encontrar la materia interesante. Teniendo en cuenta la cantidad de horas que será necesario dedicar y el esfuerzo que hay que poner para completar el trabajo fin de grado, lo mejor es optar por algo en lo que realmente apetezca profundizar.

3) Buscar apoyo docente. Normalmente, antes de iniciar un proyecto de este tipo se debe elegir un asesor. Esta persona actuará como guía a lo largo de todo el proyecto, siguiendo de cerca el progreso y respondiendo a las preguntas que surjan. Hay que aprovechar este apoyo y sacarle todo el partido, manteniendo reuniones frecuentes, para no bajar el ritmo de investigación, evitar bloqueos y avanzar de acuerdo al planning.

4) Establecer fechas límite y cumplirlas. Es importante recordar que el proceso de elaboración de un trabajo fin de grado requiere mucho tiempo, lo que significa que cuanto más margen disponible quede, mejor será el proceso y mejores los resultados.

Además de estos consejos, conviene ser conscientes de la importancia de preparar la presentación oral del trabajo fin de grado, ya que es tan relevante como la parte escrita del proyecto y, en última instancia, suele ser la que más nerviosismo genera.


trabajo fin de grado


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.