text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Enseñar es la mejor forma de aprender?

      
Fomentar la participación debe ser el objetivo de estas metodologías de aprendizaje
Fomentar la participación debe ser el objetivo de estas metodologías de aprendizaje  |  Fuente: Shutterstock
  • Animar a los alumnos a que sean ellos los que enseñen y transmitan conocimiento a otras personas beneficia muy positivamente en su aprendizaje y habilidades comunicativas.
  • ¿Qué ventajas aporta aprender enseñando en un aula colaborativa?
  • Repetir la lección en casa no resulta tan motivador como resumirla, analizarla y prepararla para exponerla ante otros.

Por mucho que avancen los tiempos, se introduzcan nuevas tecnologías e innovaciones en el aula o los alumnos sean nativos digitales, hay cosas que nunca cambian en la educación y que siguen afectando del mismo modo, como es el caso del entorno, la relación con los maestros o la implicación de la familia.

Tal es la importancia que tiene este entorno en la forma de aprender y desarrollarse de los estudiantes, que son muchos los educadores y pedagogos que fomentan los métodos del aula colaborativa para unir a todos estos grupos y que participen en la educación de forma más activa.

Como resultado a esto, se puede poner en práctica el método de aprender enseñando que, según los casos de estudio, se afianza como una forma de aprendizaje muy efectiva, motivadora y gratificante.

Promover el aula colaborativa

Aprender enseñando es una de las metodologías que se basan en la idea del aprendizaje informal, es decir, ese que se produce de forma espontánea en cualquier contexto y que se asimila de forma inconsciente, sin reparar que estamos ante una nueva lección o recibiendo conocimiento.

Toda persona es impactada por esa forma de aprender porque básicamente se basa en la comunicación e interacción.

Si trasladamos este método al aprendizaje formal y guiado por un docente, se pueden potenciar las ventajas de ambas maneras de aprender, aprovechando la espontaneidad de una y la practicidad de la otra. Por ello que muchos docentes la quieran destacar e integrar de forma más notable y participativa.

¿Sabes cómo gestionar un aula colaborativa?

Infórmate


Aprender enseñando

Ese es el objetivo de los alumnos que forman parte de un aula colaborativa y que van a ser capaces de adquirir más habilidades y competencias, de forma más natural e implicándose más en el proceso.

Al retar a los alumnos a tener que enseñar otras cosas a sus compañeros o familiares se les anima a hacer una lectura más concienciada y detenida del tema a tratar, además de animar a explicarlo de forma oral y trabajar también en sus habilidades de comunicación y forma de ordenar ideas y exponerlas.

Todo este trabajo inicial conlleva un efecto en los oyentes, lo que hace que el propio alumno vea si ha sido capaz de enseñar con eficacia y, con ello, saber que entiende y domina un tema o concepto más.

Por tanto, de forma sencilla, se ha mejorado la comprensión y comunicación del estudiante, además que esta tarea de enseñar y de preparar una lección también se puede trasladar al entorno familiar, motivando aún más al alumno.

Los precursores del aula colaborativa no dudan de las claras ventajas de animar a los estudiantes a que enseñen a otros y aprendan a trabajar en equipo, asumiendo diferentes roles.

Aula invertida vs aula tradicional

Aula invertida vs aula tradicional

¡No te pierdas lo que el aula invertida implica! Un giro de 180 grados respecto a la educación tradicional

Registrate y descubre un giro de 180 grados respecto a la educación tradicional.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.