text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo organizar tus exámenes de recuperación según la fecha

      
No todos los exámenes deben prepararse de la misma forma
No todos los exámenes deben prepararse de la misma forma  |  Fuente: Shutterstock
  • En algunas comunidades, los exámenes de recuperación se adelantarán de setiembre a junio, mientras en otras se mantiene el calendario tradicional.
  • Los estudiantes deben saber cómo prepararse para cada una de estas etapas.
  • El cambio tiene la finalidad de reducir las tasas de fracaso y permitir una mejor conciliación entre vida familiar y educativa.

No es necesario ser un genio para saber que ningún estudiante desea tener que presentarse a los exámenes de recuperación. Pero en algunos casos, estos son tan inevitables como imprescindibles, y de hecho, positivos para los estudiantes.

Hasta el momento, de acuerdo al calendario escolar español estos exámenes se realizaban durante el mes de setiembre, en pleno verano. Sin embargo, a partir del curso actual algunas comunidades han cambiado el calendario, adelantando los exámenes al período de junio.

En el caso de la Comunidad de Madrid, los exámenes extraordinarios de la ESO, Bachillerato y FP se realizarán en el mes de junio. Por tanto, los alumnos que tengan materias pendientes tras la evaluación ordinaria ya no deberán esperar hasta setiembre para conocer su futuro académico.

¿Qué mes es mejor? ¿En qué período es más conveniente rendir loas exámenes? ¿El cambio es positivo o negativo para los estudiantes? Lo repasamos.

Setiembre vs junio

Dar los exámenes en setiembre implica para los estudiantes tener que estudiar en verano, y por tanto, no tener la posibilidad de disfrutar de una de las estaciones más agradables del año. A su vez, dificultaba la realización de viajes y por tanto alteran las vacaciones familiares.

Al rendir en junio la posibilidad de viajar en verano todavía permanece intacta y las vacaciones familiares no se ven afectadas por los estudios. Es decir, la conciliación entre vida educativa y familiar se da de mejor forma.

Preparar los exámenes en junio permite a los estudiantes tener una formación continua tras la etapa ordinaria y cambia el esquema completamente. En lugar de hacer que estos deban estudiar por su cuenta en sus hogares, generando gastos extras de preparación de las materias, permite a los alumnos tener actividades de apoyo y tutorías en su centro de estudio, con sus propios profesores.

 

Organizar los exámenes de acuerdo a la fecha

Tal y como se ha señalado, ambos períodos son diferentes, por lo que la preparación de los exámenes no puede ser igual en ellos. Dependiendo del período en el que el estudiante deba rendir, este debe crear un plan de estudios.

En dicho plan, es conveniente establecer:

  • Lo que se estudiará cada día.
  • Tener en cuenta horarios de descanso.
  • Considerar imprevistos que puedan surgir en cada mes.
  • Contemplar si se contará o no con apoyo en el centro de estudios.

Lo importante es que, sea cual sea el período de exámenes, el estudiante logre alcanzar una preparación óptima que le permita lograr los resultados que necesita para cumplir con sus objetivos académicos.

 

Organiza mejor tu tiempo con la técnica Pomodoro

Infografía: Organiza tu tiempo de estudio con la metodología Pomodoro

La metodología Pomodoro te ayudará a gestionar mejor tu tiempo de estudio y a sacar provecho de los momentos en los que el cerebro está más despejado.

Regístrate y aprende a mejorar tu rendimiento


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.