Acceso a la universidad: requisitos, reglas y opciones

Acabas de terminar tus estudios de bachillerato y ha llegado la hora de pensar en el acceso a la universidad. Ya tienes decidido qué quieres estudiar, en qué facultad y tienes clara la nota media que necesitas para acceder a ella. Has estado preparándote estos dos últimos años para que todo sea perfecto... ¿Pero sabías que la forma en la que vas a hacerlo no es la única existente para entrar en la universidad?

Acceso a la universidad: requisitos, reglas y opciones
Acceso a la universidad: requisitos, reglas y opciones  |  Fuente: iStock


Colegio, instituto y universidad. Esta es la trayectoria académica que sigue cualquier estudiante español para obtener su título universitario, pero no la única opción, como veremos en las próximas líneas. Sigue leyendo para descubrir cómo acceder a la universidad según tu rango de edad y nivel de formación, toma nota de los requisitos para acceder a la universidad en materia documental y aclara tus dudas acerca de las ponderaciones e Selectividad.

Cómo acceder a la Universidad: 7 formas diferentes de empezar la educación superior

¿Sabías que pasar la EvAU no es la única forma de acceder a la universidad? Cada vez son más las personas que se deciden por una educación universitaria, aunque ya lleven muchos años incorporados a la vida laboral.

Algunos no han podido acceder a ella en su momento y otros simplemente quieren completar su formación con un nuevo grado que añadir a su currículum. Sea cual sea el caso, hay distintas opciones de acceso a la universidad en función de la edad y de si se tienen titulaciones previas. Son las siguientes:

Como puedes ver es posible acceder a la universidad de muchas formas y tengas la edad que tengas. Lo más importante para entrar a la universidad realmente es tener voluntad de seguir formándote y ampliando tus conocimientos día a día. ¡Suerte!

¿A qué esperas para ampliar tus competencias?

Encuentra el curso que estabas buscando

Requisitos para entrar a la Universidad: documentación necesaria

La formalización de la solicitud de acceso a la universidad muchas veces representa un mundo desconocido para los estudiantes preuniversitarios, que se encuentran ante un cambio de gran importancia para su vida personal y académica. Uno de los aspectos más problemáticos de este paso es, precisamente, cumplir con los requisitos para entrar a la universidad y reunir toda la documentación que es preciso presentar.

Al presentar la solicitud de acceso a la universidad y solicitar una plaza, los estudiantes necesitan entregar una serie de documentos que certifiquen que se cumplen los requisitos de acceso.

¿Qué documentos se solicitan para ingresar a la universidad?

En líneas generales, puede decirse que los documentos esenciales son 4:

Sin embargo, los documentos solicitados pueden variar de acuerdo a requerimientos específicos de la propia universidad o a la forma en que el estudiante solicite su aplicación. Es decir, dependiendo del tipo de vía por la que acceda a este tipo de estudios:

1) Por la EBAU/EvAU o FP: Superando la Selectividad a través de la Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU), o después de obtener la certificación por cursar estudios de Formación Profesional, generalmente se solicitarán solo los 4 documentos antes mencionados.

2) Mayores de 25 años: En este caso se deben realizar dos pruebas en las que se examinan temas generales y de actualidad o específicos, por lo que se solicitarán los certificados de dichas evaluaciones.

3) Mayores de 40 años: Para los casos de personas de más de 40 años que decidan iniciar su camino en la universidad puede solicitarse un CV o carta de motivación, o cualquier documento que exprese la experiencia laboral del mismo y cómo esta puede contribuir o facilitar su formación. Además, es posible que se solicite una entrevista personal, y por tanto certificados que comprueben lo expresado en el CV.

4) Titulados universitarios: En el caso de titulados universitarios que ya posean un diploma de este nivel, se solicitará dicho diploma para acceder a la universidad.

5) Estudiantes extranjeros: En estos casos se solicitan documentos de identidad y certificados que demuestren la nota media de bachillerato para estudiantes de estados miembros de la Unión Europea o de aquellos que poseen acuerdos con España. Además se pueden solicitar exámenes especiales o pruebas diferentes a las realizadas para estudiantes locales.

En definitiva, no existe un solo listado de documentos a presentar, sino que estos variarán dependiendo de la situación del estudiante y las demandas de las propias universidades.

Aunque este proceso puede parecer tedioso, es necesario mantenerse motivado para que esto no limite el acceso a la universidad. A fin de cuentas, es tan solo un paso inevitable y necesario para lograr el tan deseado inicio de la formación superior.

Ponderaciones Selectividad: ¿cómo funciona el sistema en España?

Hay varios conceptos que es importante que tengas claro a la hora de preparar tus exámenes de acceso a la Universidad. Esta información es vital para que tomes la decisión más adecuada a tus objetivos universitarios y como garantía de que consigues realizar los estudios que deseas y en el centro universitario que más te conviene.

La fase voluntaria o específica es la parte de la Selectividad que se configura con los exámenes de las materias que específicas para acceder a una rama de conocimiento y grados universitarios concretos.

La cuantificación de las calificaciones de esta fase se realiza con un sistema de ponderación determinado por cada universidad. Cada centro puede valorar cada materia reconocida con un 0,1 o un 0,2. Es decir, que la nota que obtengas en el examen se multiplicará por este coeficiente.

El resultado se sumará al resto de calificaciones, provenientes de la nota media de tu expediente académico, que cuenta un 60%, y la nota media obtenida en la fase obligatoria del EvAU, cuya proporción es de un 40%.

En esta fase específica puedes realizar desde 2 a 4 exámenes y solo se contarán las dos materias en las que se obtenga mejor calificación. Por tanto, es aconsejable presentarte a 2 exámenes y elegir aquellos que hayan sido valorados con la mayor ponderación.



Como máximo, puedes conseguir aumentar tu nota en 4 puntos. Además es importante saber que esta fase no puede repercutir negativamente a la nota obtenida en la fase obligatoria.

Dada la utilidad de esta fase para subir nota y asegurarte que superas la nota de corte de tu carrera, es relevante que te informes sobre los parámetros de ponderación que aplican las universidades y grados que has seleccionado. Debes de consultar esta información para que te sirva de orientación, pero recuerda que no es determinante.

Por ejemplo, si decides estudiar Historia, el acceso dependerá de las plazas ofertadas por la facultad donde quieres estudiar y la demanda que se produzca. El orden de entrada a esta carrera comenzará por los alumnos que han solicitado plaza y tienen las notas más altas hasta completar todas las plazas.

La nota de admisión del último alumno seleccionado en un grado es la que constará como la nota de corte para la Selectividad del siguiente curso.

Valora bien tus opciones y la relevancia que puede tener el subir tu nota, aumentando tus posibilidades de éxito en el acceso a la Universidad.