text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo convertir el uso de Smartphones en clase en una ventaja

      
El uso del móvil en clase puede fomentar una educación más personalizada
El uso del móvil en clase puede fomentar una educación más personalizada
  • Un 94% de menores de 15 años disponen de un teléfono móvil.
  • La gamificación es un modelo de aprendizaje que está triunfando en muchos centros educativos.
  • Los expertos recomiendan aprovechar estos dispositivos antes que luchar contra ellos.

Según la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cada vez se reduce más la edad en la que niños tienen acceso a un móvil propio. Un 25% de menores de 11 años ya tiene su propio Smartphone, llegando hasta el 94% en adolescentes de 15 años.

Es verdad que esto ha sido motivo de distracción y bajo rendimiento escolar en las aulas, por lo que muchos profesores optan por erradicar su uso durante la jornada académica. Otros, sin embargo, apuestan por incluir esta herramienta de uso natural en niños y adolescentes en el proceso de enseñanza.

La clave, señalan los expertos, está en adueñarse del dispositivo para sacar provecho de sus facultades de comunicación y de rápido acceso al conocimiento, en un ambiente donde el docente debe saber en todo momento cómo y por qué se está utilizando el móvil en clase.

Gamificación

En muchos centros educativos ya se apuesta por nuevos modelos de aprendizaje. Uno de los más populares es la gamificación. Se trata de aprovechar los dispositivos electrónicos para acceder a juegos que invitan a la competencia sana, a trabajar en equipo y a enfrentarse a retos divertidos (con bajo nivel de riesgo) para motivar a los alumnos.

El proceso hace que los alumnos “aprendan sin darse cuenta” mientras aumentan sus ganas de seguir avanzando y pasar al “siguiente nivel”. A través del móvil toda la clase puede participar en retos o test desde plataformas como Kahoot o similares.

Acceso al conocimiento

La fluidez con la que se avanza la asignatura en clase puede mejorar si los alumnos tienen acceso a conocimientos relevantes para la asignatura en sus manos. Así, se evita la necesidad de ir uno a uno para saber si ha comprendido su dictado

El profesor puede guiar a los alumnos hacia fuentes digitales (vídeos, foros, ebooks…) para luego organizar un debate en clase sobre lo aprendido. Esto le dará una mejor concepción de las trabas de cada alumno y podrá enfocarse en ayudarlos a superarlas.

Consigue productos Lenovo rebajados para universitarios registrándote en nuestra Tienda Ahorra de Universia

Registrarme gratis

APP’s para estudiantes

El mercado de las app’s también tiene un interesante catálogo para que los estudiantes puedan cumplir sus objetivos académicos. Muchas de ellas pueden usarse en clase, fuera de ella y en grupo. Para aplicarlas en el aula, el docente debe conocer las ventajas e inconvenientes de cada una para poder guiar y controlar su uso en la asignatura.

Será difícil ver a un estudiante del aula sin un Smartphone, por lo que los profesores también pueden aprender de estos jóvenes que están más familiarizados con las nuevas tecnologías para seguir integrándolas en el programa de su asignatura.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.