text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo conseguir que los alumnos obtengan mejores resultados?

      
Con el trabajo adecuado todos los estudiantes pueden mejorar
Con el trabajo adecuado todos los estudiantes pueden mejorar  |  Fuente: Shutterstock
  • Dentro del aula los docentes deben esforzarse al máximo por captar toda la atención de sus estudiantes.
  • ¿Eres docente? ¿Te interesa estudiar Pedagogía? Deberás manejar el don de la motivación.
  • Brindar clases más dinámicas es un posible camino, pero no el único.

Dentro del aula los docentes tienen decenas de responsabilidades para con sus alumnos y la institución educativa en la que trabajan. Pero sin lugar a dudas, una de las más importantes es la de generar un aprendizaje significativo, lograr que lo dicho dentro de esas cuatro paredes realmente se comprenda y sea de utilidad para que los alumnos logren mejores resultados académicos.

El primer paso para lograrlo es captar la atención de los estudiantes, atención que muchas veces se encuentra dispersa. Los típicos problemas de la época adolescente, las distracciones con el móvil y las charlas entre compañeros típicas de hoy en día hacen que el docente deba enfrentar una lucha constante por conseguir ser escuchado.

Por si fuera poco, no basta con que los estudiantes simplemente miren al frente y escuchen la lección mientras su mente se concentra en algo que sucede fuera del aula. Para lograr una verdadera comprensión de lo enseñado la escucha debe ser activa, real y consciente.

¿Qué hacer para que tus alumnos te escuchen y logran aprender lo que intentas enseñarles? ¿Cómo lograr que mejoren sus resultados académicos cuando apenas te prestan atención?

Presenta clases más dinámicas

Las generaciones de estudiantes cambian y con ellas sus características y formas de aprender. La generación Z y los jóvenes del milenio se acostumbran prestar atención a varios elementos al mismo tiempo y, de hecho, el foco de su atención cambia constantemente.

Para que tus clases tengan un mayor éxito con este público, lo recomendable es que adaptes tu metodología a su realidad. Es decir, que no los obligues a prestar atención por demasiado tiempo a un mismo concepto o idea.

Crea clases dinámicas, en las que el foco sean las ideas centrales de cada tema y elimines todos los conceptos accesorios que no hacen más que extender tus lecciones. Poco a poco verás cómo la atención de tus estudiantes aumenta y con esto mejoran sus resultados académicos.

¿Te interesa ser docente?

¡Estudia Pedagogía!

Ofrece autonomía

El docente debe oficiar de guía para que sus estudiantes logren alcanzar el conocimiento. Para ello, es necesario tener estudiantes autónomos.

En lugar de hacer que continuamente tomen apuntes y hagan ejercicios, intenta crear un proyecto de trabajo con el que estos  logren obtener la libertad necesaria para aprender por sí mismos. En lugar de darles el material de estudio, deja que estos lo busquen, que deban enfrentarse a la toma de decisiones y moldear sus propias experiencias.

Con esto no solo tendrás estudiantes más motivados, sino que garantizarás que cada uno aprenda del modo en que considera más efectivo.

Fomenta el diálogo

Cuando los resultados de tu grupo no son buenos y ningún método parece funcionar, el mejor camino es recurrir al diálogo. Sin embargo, no puedes esperar que tus alumnos te digan qué va mal sin antes crear un vínculo de confianza que los haga sentir que pueden hablarte honestamente.

Ve a la fuente, intenta averiguar directamente qué es lo que tus estudiantes creen que deberías cambiar para mejorar las clases y captar mejor su atención, e intenta tomar en cuenta su opinión una vez que la obtengas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.