text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Método de estudio: la técnica pomodoro

      
Método de estudio: la técnica pomodoro
Método de estudio: la técnica pomodoro  |  Fuente: iStock

Por fortuna, existe un método de estudio que permite realizar todas las actividades pendientes con resultados positivos y también sacar tiempo para distraernos y liberar tensiones: la Técnica Pomodoro. 

¿Qué es la Técnica Pomodoro?

La Técnica Pomodoro (Técnica Tomate en español, ya que pomodoro significa tomate en italiano) es un método de administración del tiempo creada por Francesco Cirillo en los años ochenta. Cirillo la llamó así porque, para ponerla en marcha, utilizó un reloj con forma de tomate. 

Para experimentar la Técnica Pomodoro tú mismo necesitarás saber las actividades que debes llevar a cabo (priorizándolas según su importancia) y tener a mano un cronómetro que divida tu tiempo de estudios en bloques de 25 minutos (pomodoros) separados por cinco minutos de descanso. Durante esos 25 minutos, debes concentrarte únicamente en una actividad, sin pensar en nada más; después, puedes emplear cinco minutos para distraerte. Cuando hayas completado cuatro pomodoros, podrás tomar un descanso más largo, de quince o veinte minutos. Una vez hayas terminado una tarea, puedes pasar a la siguiente; lo importante es que no las mezcles y que comiences siempre son las más importantes. 

A la hora de aplicar esta metodología debes de tener en cuenta:

  • Tu capacidad de rendimiento.
  • Que durante esos 25 minutos no debes hacer ninguna tarea más, ni atender a ningún tipo de distracción que surja.
  • Las tareas diarias (es recomendable tener una hoja donde vayas apuntandos las nuevas tareas que vayan surgiendo) y el tiempo que necesitas realizarlas.

Amplía tu formación con un curso especializado

Más info

¿Por qué es un buen método de estudio?

La Técnica del Pomodoro se basa en la idea de que las pausas regulares sirven para mejorar la agilidad mental y además previene las acciones multitarea, que no nos permiten concentrarnos al cien por cien. Además, al centrar los esfuerzos en solo 25 minutos, los resultados son mayores y la productividad aumenta. Su finalidad última es condicionar nuestra conducta laboral y a su vez hacer que nos fijemos metas realistas en tiempos específicos y sintamos satisfacción al lograrlos.

Aún así, muchos son los detractores de esta técnica. Algunas de las críticas que recibe el método Pomodoro son:

  • Es una técnica muy inflexible.
  • Según el tipo de actividad, sobre todo si se aplica en ambientes de trabajo, es imposible huir de interrupciones: llamadas, preguntas de compañeros…
  • Es un método poco práctico para tareas más creativas y en las que es necesario la inspiración, porque el tiempo premia sobre el desarrollo de las ideas.
  • Es de difícil rentabilidad si nos cuesta concentrarnos, ya que a los 25 minutos nos pide salir de nuestra actividad, y comenzar de nuevo el proceso.

Nuestro consejo es que pruebes este método de estudio y lo adoptes si te funciona; si no, siempre puedes renunciar y buscar otro que se adapte mejor a tus necesidades. 

App para aplicar la Técnica Pomodoro

Hoy en día, las nuevas tecnologías son una fuente de distracción continua: mientras estudiamos no podemos evitar echar un vistazo a las redes sociales, echar una partida a algún juego, escribirnos con nuestros amigos…por eso, la Técnica Pomodoro se ha trasladado también al mundo de las app móviles. Marinara Timer, Pomodoro Timer o Flat Tomato son algunas de ellas. 

El funcionamiento de la mayoría de estas aplicaciones es el mismo que en la versión física: un cronómetro divide el tiempo en 25 minutos de trabajo  y cinco de descanso. La diferencia es que la app bloquea todas las páginas de entretenimiento, como Facebook, Twitter, WhatsApp… durante el pomodoro de 25 minutos. Al terminar este lapso de tiempo, una alarma de que comienza el pomodoro de cinco minutos y vuelve a activarse las páginas bloqueadas. Una vez pasados los cinco minutos, las vuelve a dejar inaccesibles. 

Ahora que ya sabes cómo aplicar la Técnica Pomodoro, ¡no esperes más! Pruébala. Eso sí, recuerda que deberás tener fuerza de voluntad para no distraerte durante los pomodoros de 25 minutos. Quien algo quiere, algo le cuesta, ¡pero el resultado merece la pena!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.