text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Microaprendizaje: 3 formas de aplicarlo en el aula

      
Microaprendizaje: 3 formas de aplicarlo en el aula.
Microaprendizaje: 3 formas de aplicarlo en el aula.  |  Fuente: Shutterstock

El aprendizaje de hoy es completamente distinto al que imaginaron los docentes cuando se formaron para ejercer la carrera, las lecciones eternas y unilaterales han perdido su sentido. Las características de los mismos estudiantes y su contacto constante con la tecnología hacen que el proceso de aprendizaje se centre cada vez más en las pantallas, los tiempos breves y los recursos visuales. Entre las técnicas más destacadas para lograr una transmisión de conocimientos eficiente se encuentra el Microaprendizaje.

Esta técnica se basa en utilizar los pequeños momentos para transmitir conocimientos, logrando que cualquier instancia de espera pueda ser utilizada para aprender. Por lo tanto, las lecciones deben ser breves, atractivas y esencialmente visuales.

Es que, con la información al alcance de la mano y una amplia variedad de plataformas de aprendizaje en línea disponibles las 24 horas, los métodos de enseñanza tradicionales no resultan atractivos para los estudiantes. Los docentes deben adaptarse a esta nueva realidad y comprender que los jóvenes quieren información pero no tienen tiempo para formarse, y por si fuera poco, que con tantas ofertas llamando su atención serán realmente los espacios más atrapantes los que logren concentrar su atención.

¿Cómo debe ser una lección de esta técnica?

  • La duración estimada debe ser de entre 90 segundos y 10 minutos.
  • Puede ser presentada en cualquier medio, sea este escruto o digital.
  • Su estructura habitual incluye textos, infografías y recursos audiovisuales como vídeos.
  • Debe basarse en un objetivo específico de aprendizaje, y servir para este. Al final de la lección el alumno debe tener claro lo que aprendió.


¿Cómo aplicar el Microaprendizaje en el aula?

La idea parece sencilla: lecciones breves, con recursos audiovisuales, dar participación a los alumnos, no hablar demasiado e intentar atraer su atención con propuestas interesantes. Sin embargo, intentar reunir todas estas características en torno a un tema, con el objetivo de transmitir determinados conocimientos, no parece tan sencillo.

Para aplicarlo, lo primero que se debe hacer es cambiar la mentalidad. Los acontecimientos históricos por ejemplo pueden estar cargados de detalles, requerir un contexto previo y la típica estructura de causas y consecuencias que conllevan a que la misma lección dure demasiado tiempo para los estudiantes; sin embargo, no es esta la única forma en la que se los puede transmitir. Aprovechando su poca capacidad de concentración, un gran ejemplo para llevar el Microaprendizaje al aula son los denominados Draw My Life.

Con estos recursos audiovisuales los acontecimientos históricos se explican de forma más sencilla, y en menor tiempo. Los docentes pueden crear sus propios vídeos o utilizar los que se encuentran disponibles en plataformas como YouTube, en las que se pueden encontrar narraciones sobre distintas temáticas. Por ejemplo, te dejamos este repaso de la historia de Miguel de Cervantes:



Una segunda forma de aplicar esta técnica en el aula es mediante la estructura denominada PechaKucha, un método de presentación que se basa más en imágenes que en texto y que ha sido aplicado para brindar conferencias similares a las famosas charlas TED. El objetivo de este formato es reunir varias imágenes asociadas a una misma idea para transmitir un concepto específico. En este caso pueden transmitirse ideas puntuales de forma clara pero sin una extensión excesiva.

Finalmente, debemos decir que las infografías también funcionan a la perfección cuando lo que se intenta es transmitir información en cortos períodos de tiempo, y hacerlo de forma atractiva. Con estos recursos visuales se sustituyen las horas de lectura de textos complejos, y el estudiante es capaz de apreciar de forma clara una amplia variedad de conocimientos de forma más amena. La gran ventaja de las infografías es que no se requiere un elevado manejo de programas de edición para realizarlas, pues existen decenas de sitios webs en los que se pueden crear estas imágenes de forma gratuita, o descargar infografías realizadas por otros autores para explicar todo tipo de temáticas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.