text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Visitas con frecuencia la biblioteca? Seguro que tú también reconoces a estos 10 tipos de estudiantes

           Autor: María Moreno Sierra
¿Visitas con frecuencia la biblioteca? Seguro que tú también reconoces a estos 10 tipos de estudiantes
¿Visitas con frecuencia la biblioteca? Seguro que tú también reconoces a estos 10 tipos de estudiantes  |  Fuente: Shutterstock

Las bibliotecas son esos enormes y maravillosos edificios que guardan el saber.  Según la Real Academia Española, son "el lugar donde se tiene considerable número de libros ordenados para la lectura". Sin embargo, la realidad es bien distinta, ya que la mayoría de los estudiantes solamente las visita para estudiar sus apuntes, no habiendo cogido uno de estos ejemplares en todos los años de carrera. ¿Eres de los fijos de la biblioteca? ¿Tus amigos, cuando no te encuentran, te buscan allí? Entonces seguro que tú también reconoces a estos 10 tipos de estudiantes que te sacan de quicio.

10 tipos de estudiantes que puedes encontrar en la biblioteca

  1. El hambriento: todo el mundo sabe que está prohibido comer en las bibliotecas, pero seguro que más de una vez te has encontrado a esa persona que hace un ruido insoportable comiendo patatas fritas u otro tipo de alimento crujiente. Igual de desagradable es sentarse en el sitio que un estudiante hambriento ha ocupado con anterioridad, ya que allí encontrarás manchas de grasa y migas por todas partes.
  2. El amante de las reservas: tampoco son muy queridos esos estudiantes que reservan los mejores sitios poniendo sobre la mesa una mochila, una carpeta o unos bolígrafos. Lo peor de todo es que, aunque tienen las mejores posiciones, casi siempre están fuera tomando algo, fumando o hablando con sus amigos.
  3. El que se sienta donde pilla: también, y muy relacionado con el punto anterior, están los estudiantes que se sientan a estudiar en los cubículos especializados para los ordenadores, aquellos que disponen de enchufes, USB, etc. El problema es que no tienen portátil, y tú, que sí lo necesitas, te quedas esperando a que algún hueco se quede libre.
  4. El de la música: a la mayoría de los estudiantes les gustan las bibliotecas porque aquí pueden estudiar en completo silencio. ¿De verdad? Insoportables también son las personas que, aunque no hablan, se ponen los cascos con la música a todo volumen; tan alta que tú, sentado en la mesa de al lado, comienzas a tararear las canciones en tu cabeza. ¡Adiós, estudio!  
  5. El caminante ruidoso: estás tranquilamente estudiando tus apuntes, concentradísimo en ese examen de mañana. De repente alguien se levanta y comienzas a escuchar ese ruido tan molesto que proviene de unos tacones o unas suelas de goma. De nuevo, has perdido el hilo del tema.
  6. El adicto al móvil: no pasa nada si otro estudiante coge el móvil para mandar un mensaje. Pero, ¿por qué no le quitan el sonido a las teclas o a las alarmas? Todavía hay gente que parece ser que no sabe poner el móvil en silencio, aunque tampoco es bueno compartir biblioteca con la persona que deja su smartphone en vibración y hace que se muevan todos los apuntes de la mesa.
  7. El oteador: en todas las bibliotecas están las típicas personas que miran en exceso, aquellas que parece que están intentando memorizar la habitación y las personas que estudian en ella. Si levantas la vista de los apuntes y notas que alguien te está mirando fijamente, te habrás vuelto a desconcentrar. ¡A empezar de nuevo!
  8. El amistoso: la biblioteca también es un lugar de encuentro, por lo que posiblemente te topes con un compañero de clase o con un amigo que llevabas semanas sin ver. Este seguro que te incitará a salir a charlar, aunque todavía no haya empezado a estudiar. ¡Sé fuerte y continúa con tu tarea!
  9. El charlatán: esas personas que comentan sus apuntes en voz alta (aunque susurrando) o preguntan constantemente a otros colegas.
  10. El de los accesorios: seguro que también conoces a esos estudiantes que parecen que son dueños de una papelería. Antes de ponerse a estudiar, sacan mil bolígrafos, subrayadores, post-it, gomas, clips, etc. Un gran despliegue de medios con los que hace, además, mucho ruido.

¿Preparado para los exámenes?

Descúbrelo con este test gratuito

Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.