text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La educación cambiará para adaptarse a los cambios producidos por la tecnología y garantizar el empleo

      
La educación cambiará para adaptarse a los cambios producidos por la tecnología y garantizar el empleo.
La educación cambiará para adaptarse a los cambios producidos por la tecnología y garantizar el empleo.  |  Fuente: Shutterstock

Las nuevas tecnologías están generando una evidente pérdida de puestos laborales, en una competencia entre humanos y robots que los primeros no pueden ganar. Para garantizar el empleo, los expertos indican que es necesario cambiar la educación, haciendo que los trabajadores sean capaces de superar los cambios producidos por la tecnología.

Es cierto que la llegada de los robots, la automatización y las constantes mejoras de la inteligencia artificial han causado que los trabajadores pierdan terreno en el campo laboral. Pero también que existen determinadas tareas que las máquinas no son capaces de realizar, con las que los humanos podrían tener cierta ventaja. El problema con este enfrentamiento es que, tarde o temprano, los robots pueden ser programados para incorporar nuevas tareas, con lo que los trabajadores se encontrarían atrapados en medio de una persecución interminable para alcanzar un nivel de capacitación aceptable.

Una de las soluciones con mayor llegada entre los especialistas es la de mejorar los entornos educativos y de aprendizaje, cambiando de alguna forma el modelo educativo para ponerse al corriente de estas innovaciones.

En 2016, el Foro Económico Mundial planteó esta posibilidad argumentando que mejorar la educación es el camino para mantener e incrementar la empleabilidad de los trabajadores. Además, una encuesta realizada por el Pew Research Center demostró que este también es el sentir de los trabajadores, los que se manifestaron a favor de mejorar su formación y desarrollar nuevas habilidades profesionales como forma de defender sus puestos de trabajo.



¿Cambiar el sistema educativo?

¿A qué se refiere el Foro Económico Mundial cuando plantea cambiar el sistema educativo? Las opciones son diversas, pues de acuerdo a los especialistas este debería cambiar en varios aspectos.

Para empezar, debería darse otro valor a las distintas instituciones educativas. En la actualidad la hegemonía  de la universidad no permite dar paso a otros tipos de formación, que en algunos casos pueden ser más prácticos, e incluso más amigables con la tecnología.  

Si bien las plataformas educativas que ofrecen MOOCs se presentan como una alternativa a los cursos universitarios, estas continúan presentando problemas para atraer a los estudiantes. El alto índice de abandono y las dudas que se generan acerca de la identificación de las personas que toman los cursos son los principales problemas de estas, que si bien podrían generar una sana competencia con las universidades y brindar así una alternativa económica y sencilla para los estudiantes, primero deben resolver sus problemas para luego poder entrar en la partida.

Además, debería volver a evaluarse el contenido de los programas educativos. Este debería partir de la consideración de las habilidades que las máquinas no pueden alcanzar, para garantizar a los estudiantes el aprendizaje de conocimientos de verdadera utilidad en las empresas del mañana. Otra alternativa es la que apuesta por la enseñanza de métodos de convivencia entre las dos partes, pensando no en aprender lo que las máquinas no pueden para reemplazarlas sino en complementarlas.


Para considerar un cambio en el sistema educativo primero deberíamos considerar:

  • ¿Qué habilidades necesitan incorporar los trabajadores?
  • ¿Cuáles serán las cualidades esenciales de los trabajadores del futuro?
  • ¿Qué diferencia a los humanos de los robots?
  • ¿Hay algo que las máquinas no puedan hacer?
  • ¿Qué habilidades hace falta enseñar? ¿Cuáles hay que reforzar?
  • ¿Cuál es la mejor forma para capacitar a los trabajadores?
  • ¿Las empresas estarán dispuestas a aceptar empleados formados bajo el nuevo sistema?


¿Qué deberían aprender los trabajadores del futuro?

Sin importar qué método de enseñanza utilicen, está claro que los trabajadores del futuro necesitarán reforzar algunas habilidades y aprender otras tantas.

Las denominadas habilidades intangibles serán las estrellas del mercado laboral que se aproxima. Entre ellas, la inteligencia emocional, la curiosidad, la adaptabilidad y la resistencia son consideradas como las más importantes.

Además, los trabajadores del futuro deberán ser capaces de desarrollar la creatividad, para encontrar soluciones diferentes y originales a los problemas que se presenten.

Sin embargo, la habilidad mejor valorada en unos años será el pensamiento crítico. Ya no se esperará que los trabajadores simplemente ejecuten lo que se les ordena, sino que se buscará que estos posean sus propios criterios de verdad.



¿Qué puede pasar?

No podemos predecir el futuro, pero mediante el trabajo de los expertos que han estudiado el tema es posible establecer algunas posibles resoluciones para este conflicto.

Lo que pasará respecto a la competencia entre hombres y máquinas es incierto, pero respecto a los cambios en el sistema educativo las opciones son un poco más claras.

En primer lugar, algunos expertos aseguran que las universidades comenzarán a ceder terreno a las escuelas en línea, las cuales aprenderán a controlar sus tasas de abandono y ofrecerán programas de estudio más atractivos y completos para garantizar a los trabajadores la adquisición de las habilidades fundamentales para su desempeño en el mundo laboral. Por otro lado, existe una corriente que indica que serán las empresas las que capaciten a sus trabajadores, ya sea con cursos y experiencias formativas de corte formal o mediante el ejercicio diario de sus tareas. Además, los expertos aseguran que las necesidades de auto-aprendizaje de los individuos los llevarán a formarse constantemente, generando así que el sistema educativo se adapte a sus necesidades y no a la inversa.

Lo fundamental es que, sea como sea, la educación del futuro debe centrarse en la enseñanza de habilidades profesionales. La creatividad, el pensamiento crítico, el liderazgo, el pensamiento de diseño, las habilidades de comunicación, resolución de conflictos e innovación serán claves para crear un sistema educativo más adaptado a las necesidades de los trabajadores y asegurar a estos una mayor inserción laboral.

¿Quieres cambiar el futuro de la educación?

¡Estudia Pedagogía!

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.