text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El futuro de la educación está en el aprendizaje por proyectos

           Autor: María Moreno Sierra
El futuro de la educación está en el aprendizaje por proyectos
El futuro de la educación está en el aprendizaje por proyectos  |  Fuente: Shutterstock

Todos nosotros estamos acostumbrados a aprender mediante clases magistrales, en las cuales el profesor expone de forma oral sus conocimientos y los alumnos toman apuntes. La cosa se simplifica aún más en la escuela, donde los niños se limitan a leer el libro y a realizar los ejercicios de cada unidad. Sin embargo, la educación actual busca la manera de evolucionar para darle más importancia al alumno.

El aprendizaje basado en proyectos, el ABP, es una metodología que pretende convertir al estudiante en el protagonista. Según este sistema, igual de importante es el aprendizaje que el desarrollo de habilidades y actitudes. La clave está en permitir que cada estudiante pueda aprender de forma inclusiva, tomando el control de su propia educación.

Aunque muchos creen que es una metodología novedosa, lo cierto es que este tipo de proyectos ya fueron propuestos por la Institución Libre de Enseñanza. La ILE fue una fórmula pedagógica desarrollada en España por Francisco Giner de los Ríos desde 1876 hasta 1936. También apoyaron esta asociación personalidades de la talla de Leopoldo Alas (Clarín), José Ortega y Gasset, Gregorio Marañón, Antonio Machado, Joaquín Sorolla o Santiago Ramón y Cajal.

El aprendizaje basado en proyectos también permite que los alumnos desarrollen otras habilidades, muy apreciadas por los reclutadores hoy en día, como el trabajo en equipo, la cooperación, la comunicación no verbal o la escucha activa.

Ya son varias las instituciones españolas que no utilizan libros de textos en sus clases. En lugar de ellos, los alumnos realizan diariamente distintas actividades con el fin de aprender mientras se divierten. De hecho, se ha demostrado que el ABP aumenta la motivación de los estudiantes, mejora la satisfacción con el aprendizaje, prepara mejor a los alumnos y aumenta la autoestima. Gracias a este método, los estudiantes también mejoran las habilidades para la solución de problemas, las fortalezas individuales de aprendizaje y su manejo de la tecnología.

¿Quieres convertirte en maestro?

Más info

Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.