text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El rol del pensamiento flexible en la educación de los jóvenes

      
El rol del pensamiento flexible en la educación de los jóvenes.
El rol del pensamiento flexible en la educación de los jóvenes.  |  Fuente: Shutterstock

No es ninguna novedad el hecho de que, en unos años, los robots y la inteligencia artificial se harán presentes en prácticamente todos los aspectos de la vida diaria. Desde trasladarnos en coches sin conductor hasta asistir a clases con docentes virtuales, cada vez será más habitual la interacción cotidiana con la tecnología.

La automatización, implacable en su avance de facilitar las tareas y –casi que sin querer- reducir la incidencia de la actividad humana en determinadas actividades, lleva a perder cada vez más empleos a manos de las máquinas. En este contexto, la sociedad demanda ciudadanos conscientes y capaces de comprender este pensamiento digital que pronto dominará todos los aspectos de la vida cotidiana. Para garantizar esta comprensión, el rol de los centros educativos y particularmente de los docentes es fundamental.

Las escuelas deben formar ciudadanos capaces de convivir con la tecnología, de entenderla desde su aspecto más básico hasta el más profundo, y fundamentalmente, ciudadanos aptos para comprender sus propias limitaciones y las de los artefactos que lo rodean.

La inversión en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas es un gran primer paso para lograr esta meta, así como también el continuo impulso a los jóvenes para que opten por estas carreras. Pero no debe ser el único paso a darse.

La Filosofía parece posicionarse como la ciencia capaz de proporcionar, tanto a docentes como a estudiantes, la cuota de reflexión necesaria para atreverse a desafiar la mentalidad contemporánea y finalmente comprenderla. Por sus características, esta obliga a abandonar todo prejuicio y preconcepto en busca de un diálogo tolerante que involucre distintos puntos de vista y llegue a un razonamiento más lógico que sentimental. De cierto modo, la Filosofía fomenta la libertad y amplitud de pensamiento, cualidades extremadamente necesarias a la hora de comprender el pensamiento digital.

Cuando las habilidades técnicas comienzan a perder valor porque una máquina puede llevarlas a cabo, lo que pasa a ser importante es la capacidad para reflexionar y adaptarse a ese cambio. Capacidad que se fomenta con el estudio de la Filosofía, y que será clave a la hora de dominar el pensamiento flexible y adaptarse de mejor forma a lo que se viene.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.