text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

PatrocinadorEl rol de las mujeres en las carreras de STEM

El rol de las mujeres en las carreras de STEM

      
El rol de las mujeres en las carreras de STEM.
El rol de las mujeres en las carreras de STEM.  |  Fuente: Shutterstock

La revolución digital, los crecientes avances en materia de ciencia y tecnología que refleja la sociedad actual, la llegada de internet y los cambios que la hiperconexión ha generado han modificado nuestros hábitos y percepciones. Revolución y evolución van de la mano en una ecuación que establece que con una mayor innovación tecnológica las sociedades avanzarán con más prisa y alcanzarán retos cada vez mayores.

En medio de esta “transición” las diferencias comienzan a resaltar. ¿Estamos todos evolucionando al mismo tiempo? ¿Todos los países vivirán esta revolución digital? ¿Los distintos sectores de la sociedad logran adaptarse a estos cambios? ¿Qué pasa con las diferencias de edad? ¿Y las de género? Esta revolución, implacable e incluso necesaria, refleja fundamentalmente la denominada brecha de género entre hombres y mujeres, con participaciones desiguales y exclusiones notorias.

Las carreras de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (STEM por sus siglas en inglés), fundamentales para este cambio, son el más claro ejemplo de estas desigualdades. A nivel mundial, la preocupación invade a los centros educativos, que notan la falta de mujeres interesadas en apuntarse a este tipo de carreras.

Los estereotipos asociados a estos estudios y la falta de figuras representativas del género femenino en los ambientes científicos y tecnológicos se presentan como los factores principales de esta disparidad. Sin embargo, contrarrestar esta realidad no es tan sencillo como diagnosticarla. Numerosos esfuerzos internacionales han fracasado en su misión de atraer el interés femenino hacia las disciplinas que marcarán el camino de la evolución mundial, por lo que replantearse el rol de las mujeres en las carreras de STEM se presenta como una necesidad universal.

El informe The ABC of gender equality en education elaborado por la OCDE plantea que estas diferencias tienen su origen en características innatas de cada género, y al mismo tiempo de las disciplinas. Los prejuicios y estereotipos que acompañan a estas carreras deben ser combatidos, de acuerdo a la OCDE, mejorando la confianza de las mujeres sobre su desempeño en matemática y ciencias, pues de este modo podría generarse una mejor predisposición a la hora de elegir una carrera universitaria de las denominadas STEM.

  • La situación en Europa

La Unión Europea presentó en el 2013 el informe She Figures, que reveló la situación local al respecto. De acuerdo a este reporte, de cada 10 científicos solo 3 son mujeres.

El Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop)  también se preocupó por investigar el tema, destacando que para el 2020 la demanda de perfiles vinculados al STEM alcanzará el 14%. El problema es que la elevada demanda no se corresponde con las matriculaciones en estas carreras, que de acuerdo al mismo informe han descendido un 25% en la Unión Europea.

En España la situación es aún peor, pues las matriculas en carreras STEM se redujeron un 40% en los últimos años, generando una demanda de profesionales que no logra satisfacerse completamente. Por si fuera poco, la brecha de género complica aún más el panorama, pues del 70% de las mujeres que ingresan a la universidad buscando alguna de estas especializaciones, solo un 45% obtiene su título.

  • ¿Por qué es importante eliminar estas diferencias?

Identificadas como las carreras del futuro, estas disciplinas liderarán el avance de los países. Aquellos países que no desarrollen estas áreas comprometerán su futuro, por lo que promover la matriculación en carreras de STEM resulta un objetivo extremadamente necesario para aquellas naciones que no deseen estancarse.

Puede parecer una tarea sencilla, pero no lo es. Las propias dificultades de los programas de estudio, la consideración de estas como carreras complejas, y fundamentalmente “para hombres”, llevan a que los jóvenes manifiesten cierto rechazo por la ciencia y la tecnología.

Para fomentar el aumento de las inscripciones en carreras de STEM es importante eliminar los prejuicios asociados a estos estudios, considerar el avance igualitario de todos los sectores, géneros y generaciones. En el caso de la población femenina, la de menor acceso a estos estudios, es importante motivar a las niñas desde la infancia para que confíen en sus habilidades y desarrollen la curiosidad por el mundo científico. Al mismo tiempo, es importante reconocer e identificar con claridad a aquellas mujeres que buscan hacerse un lugar en estas carreras, y fomentar la igualdad salarial y laboral en todos sus aspectos.

Mientras los puestos de relevancia sean ocupados únicamente por hombres, por el simple hecho de ser hombres y mientras las mujeres sigan recibiendo salarios menores simplemente por ser mujeres, todo seguirá igual. Para la evolución, el único camino posible es la igualdad.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.