text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo preparar la selectividad para superarla con éxito

      
Cómo preparar la selectividad para superarla con éxito
Cómo preparar la selectividad para superarla con éxito  |  Fuente: iStock

Del 22 de junio al 10 de julio la EBAU 2020 se celebrará en una única propuesta de examen, con varias opciones para elegir las preguntas. De este modo, esta próxima convocatoria contará con una mayor flexibilidad que garantice que los alumnos puedan alcanzar la máxima puntuación respondiendo al contenido visto en clase. Aun así, las excepciones que han desencadenado la situación actual debido al coronavirus, genera dudas e inquietudes. ¿Cómo descartar todos esos nervios para hacer una buena Selectividad?

Consideraciones a tener en cuenta para preparar la Selectividad

La nota final que obtengas en la Selectividad determinará en buena parte tu futuro académico y profesional, ya que es esta prueba la que asegura tu ingreso en la institución de formación superior que deseas. 

Precisamente, esa necesidad de alcanzar una buena cualificación para poder estudiar lo que quieres es la que te hace sentir presionado.

Lo sabemos, el proceso de estudio para prepararte para la Selectividad puede ser una verdadera locura, sobre todo si has esperado hasta el último momento para comenzar a estudiar en serio. Con menor margen de maniobra, realmente estamos perdiendo la oportunidad de asimilar correctamente los conocimientos que necesitamos para obtener una buena cualificación. Además, estudiar desde casa puede conllevar más distracciones o desmotivaciones, y más aún en tiempos de coronavirus. Sin embargo, no podemos llevarnos las manos a la cabeza, pues siempre hay una solución, como los consejos que te aportamos.

Las ventajas de una correcta planificación en el estudio son muchas:

  • Ahorras tiempo y energía, 
  • creas un hábito de estudio que te servirá de aquí en adelante, ya que te preparas para un nivel de estudios al que, de otra forma, no podrías hacer frente,
  • fortaleces la concentración, que facilita el estudio,
  • te sirve para racionalizar el tiempo,
  • te permite tener un control sobre el rendimiento que sigues cada día y, en caso de no ser el adecuado, poder modificar el nivel de esfuerzo de acuerdo a las necesidades que tienes.

Además, con una buena planificación de estudio para prepararte para la Selectividad evitas tener que realizar todo a último momento y no ser capaz de recordarlo.

¿Qué tener en cuenta en esta planificación vista con suficiente tiempo de antelación?

Existen 2 tipos de preparación: la remota y la próxima. La primera es la que comienzas cuando estás a un largo tiempo del examen, que suele ser el año anterior a la prueba. Durante este tiempo elaboras el plan de estudio a largo plazo con los objetivos que quieres alcanzar. Esta modalidad supone que trabajarás a lo largo del año con calma y luego tendrás un período de repaso de la asignatura un mes antes (preparación próxima). Sin duda es lo más recomendable, aunque hay que reconocer que muy pocos  estudiantes la llevan a cabo.

En cambio, la preparación próxima comienza desde el momento que finalizan las clases de Bachillerato hasta el día anterior al comienzo de la EBAU. La mayor parte del estudio se encuentra en el repaso de todos los contenidos que has estudiado en el curso para recordarlo todo, sin necesidad de memorizar. Para ello es muy bueno recurrir a los apuntes, los resúmenes y los esquemas que hayas realizado en el año, además de poder consultar los manuales de referencia para evacuar tus dudas. Ahora bien, este método es el que se tiene en cuenta cuando hemos seguido una rutina de estudio adecuada a lo largo de todo el Bachillerato. El problema es cuando hemos ido aprobando a base de técnicas de memorizar, sin llegar a asimilar adecuadamente los contenidos o con serios problemas para seguir el ritmo a todos los exámenes, trabajos, presentaciones, tareas, extraescolares, etc. Es por esto que a menudo se complica el proceso de estudio y debemos reforzar todo lo posible nuestra rutina.

Métodos de estudio para prepararte la Selectividad

Si estás intentando preparar la EBAU 2020 tenemos 10 consejos que te ayudarán a obtener la nota que necesitas:

1) Lleva al día las asignaturas de Bachillerato  

El contenido de los exámenes de Selectividad es el mismo que el de las asignaturas de Bachillerato, así que lo mejor que puedes hacer para preparar la Selectividad es estudiar bien durante todo el curso. Si sacaste buenas notas durante el resto del año, tienes casi garantizado un buen resultado en la prueba. Solo tendrás que retomar todo lo estudiado y afianzar bien los conocimientos adquiridos.

2) Planifica tu estudio y organiza tus tiempos

Si sabes el tiempo del que dispones antes del examen, prioriza las materias que estudiarás primero (conviene que sean las que menos tengas preparadas o las que menos te gusten). Para los últimos días o el último tramo de estudio previo al repaso, deja las asignaturas que te resulten más fáciles o te gusten más.

Un truco es crear un calendario con lo que debes estudiar cada día, así te asegurarás de que no te dejas ningún tema o asignatura sin repasar. Eso sí, sé realista, no sirve de nada hacer un calendario que luego no vas a ser capaz de seguir. 

Cuando planifiques tu calendario cuenta con que también deberás dejar tiempo para dormir, los minutos para comer, las horas de deporte y algo de ocio.

3) Sé constante en tu estudio

Es mejor que intentes continuar con tu rutina hasta los fines de semana, de este modo no perderás la práctica. Lamentablemente, un exámen como este toma mucho tiempo, por lo que intenta recortar tus tiempos de ocio y dedicar algunas horas de tu fin de semana al estudio. A la larga verás que es lo mejor que puedes hacer. 

Recuerda siempre cumplir con lo que planificas, de lo contrario, solo te engañarás a ti mismo.

4) Escribe todo lo que estudias

Escribir es la mejor forma de retener en la cabeza lo que estás memorizando. Escribe desarrollos de los temas, resúmenes, esquemas... Cada vez que plasmas una idea en papel, el cerebro trabaja y se queda con ella más fácilmente. Además, te enfrentarás a un examen escrito, por lo que es un entrenamiento perfecto.

5) Resume cada vez más

La materia que estudias tiene que estar cada vez más sintetizada. El estudio debe comenzar con los libros y los apuntes de clase. De ahí debes sacar un resumen con lo más importante, que es lo que realmente vas a estudiar. A continuación puedes hacer un esquema con los conceptos principales. Sigue con un esquema del esquema y así hasta que al final te quedes con cuatro o cinco ideas que te permitan desarrollar todo el tema.

6) Repasa, repasa y repasa

En un examen con tantas materias diferentes para ser evaluadas puede que lo que te pregunten lo hayas estudiado hace bastantes días. Es fundamental que te acuerdes de lo que estudiaste hace tiempo, y la mejor forma de hacerlo es repasando. Los expertos indican que para recordar algo bien es necesario repasarlo un mínimo de cinco veces y la primera debe ser al día siguiente de haberlo estudiado.

7) Adáptate a tu cuerpo y tu ritmo

No todas las personas son iguales y sus ritmos de estudio son diferentes, por lo que es importante encontrar el tuyo y seguirlo. A la hora de estudiar, somos siempre o búhos o alondras. Hay personas que estudian mejor por la mañana, otras de noche, unas en la biblioteca, otras en casa, unas siempre en el mismo ambiente, otras cambiando... Descubre cómo rindes más y créate una rutina en base a eso.

Eso sí, sea cuál sea tu rutina de estudio, asegúrate de tomarte el tiempo en serio. Te recomendamos hacer tu calendario público, para que tu familia y amigos lo conozcan y no interfieran con tus tiempos de estudio.

8) Descansar también es importante

Los tiempos de descanso son tan importantes como los de estudio porque, de vez en cuando, hay que dejar descansar a nuestra cabeza para que luego vuelva a rendir al 100%. 

Según los expertos, el descanso idóneo es de 10 minutos cada hora y media de estudio, pero tú eres quien mejor conoce tu cuerpo y si te encuentras cómodo con otros tiempos puedes aplicarlos. Eso sí... ¡Que no se te vayan de las manos! Para a descansar antes de encontrarte cansado o, de lo contrario, te costará mucho más recuperar tu capacidad de concentración y retención.

9) Repasa exámenes de años anteriores

La mejor forma de practicar para un examen es haciendo más exámenes. Con las pruebas de años anteriores adquirirás habilidad en los tipos de ejercicios de cada asignatura. Además, te servirá para identificar los temas que más se preguntan.

10) Cuando estudies, céntrate en lo que estás haciendo

En el momento de ponerte delante del libro tienes que sacar de tu cabeza todo lo que no esté relacionado con la materia que estás trabajando. No importa si en la tele está saliendo tu grupo favorito, alguien te ha etiquetado en una foto de Facebook o tienes decenas de historias de Snapchat por ver, ya tendrás tiempo de ocuparte de todo eso en tus ratos de descanso. Así que ya sabes, lo mejor es que te alejes de tu móvil e Internet cuando estudies.

11) El día antes... ¡Cualquier cosa menos estudiar!

Ya sabemos que esto es difícil de cumplir y que el día de antes del examen todos queremos apurar al máximo las últimas horas de estudio, pero es importante dar un descanso a tu cabeza. El día de la prueba va a ser duro y tu cerebro necesita estar fresco para dar lo máximo. Practica deporte, sal con amigos, ve al cine... cualquier cosa que te permita relajarte y dejar de pensar en que mañana tienes el examen.

Por último, señalar que sentirte respaldado por tus compañeros puede ser de gran ayuda para aliviar las tensiones y la incertidumbre que has ido acumulando por un tiempo en el que no sabías qué iba a ser de la Selectividad este año. 

Tips para un repaso eficiente de los materiales

¿Qué hay de ese periodo de repaso que antes hemos mencionado que es tan importante?

Desde la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) recomiendan una serie de consejos para sacar el máximo provecho al repaso previo al examen:

  • Presta especial atención a esto. Repasar al día siguiente de haber estudiado es especialmente útil. Si lo haces bien, te asegurarás una máxima retención de conocimientos.
  • Organiza tu plan de repaso según el número de asignaturas y exámenes, el volumen de estudio por asignatura y tu grado de conocimiento actual de cada una de ellas.
  • Al preparar el examen inevitablemente te tensarás, y esta ansiedad se origina en el miedo al fracaso. Si no preparaste bien el examen, puede que esto sea justificado y para superarla necesitarás más tiempo de estudio. Si lo estás preparando bien, entonces el miedo es un estímulo para aumentar tu motivación y preocupación por adquirir los conocimientos. 
  • Repasa todo el material que tienes sobre cada asignatura, al reunirlos tendrás una visión global que te permitirá una mayor comprensión. Además, si estudias diferentes capítulos relacionados por la temática, entenderás todo más claramente
  • Recuerda toda la información acerca de un tema en un esquema oral o escrito. Realiza la repetición mental mirando el esquema, consulta tus apuntes o el libro cuando tengas dudas o lagunas y completa la información. Finalmente realiza una repetición mental para recordar el tema y lo que olvidaste.

Academia para preparar la Selectividad 2020

Si aún después de todos los consejos que te hemos proporcionado, sientes que no vas a poder obtener la nota suficiente para entrar en la carrera que quieres, debes considerar un recurso de apoyo extra. Las academias y centros de estudios están dedicando muchos de estos recursos a nivel online para facilitar el proceso de estudio final y prepararte para la EBAU 2020. Tienes miles de opciones a tu disposición, que varían en función de tu presupuesto y tus necesidades.

Desde Universia te recomendamos estos cursos online a los que puedes apuntarte desde ya:

Por último, recuerda que, en plena desescalada del estado de alarma con motivo del SARS-CoV-2, la Selectividad se celebrará con determinadas excepciones en las Comunidades Autónomas que no hayan alcanzado la fase 2.

Los centros educativos están adaptando los protocolos de seguridad e indicaciones establecidas por la guía del Ministerio de Educación para una apertura parcial de los mismos. Puedes comprobar de qué manera afectará a tu exámen de Selectividad en tu ciudad en el documento de Medidas de Prevención e Higiene frente a COVID-19 para la EBAU 2020.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.