text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Selectividad: cómo controlar la ansiedad durante un examen

      
Selectividad: cómo controlar la ansiedad durante un examen.
Selectividad: cómo controlar la ansiedad durante un examen.  |  Fuente: Shutterstock

Junio es el mes que da comienzo al verano y también a los exámenes. Con el fin de las clases llegan para muchos las largas jornadas de estudio que preceden a las pruebas de evaluación. Entre ellas, la Selectividad es, quizás, la más importante de todas a las que tendremos que enfrentarnos durante nuestra vida académica

El esfuerzo y la dedicación que imprimamos a preparar un examen pueden no ser efectivos si la ansiedad aparece en escena. Las cifras determinan que más del 25% de los estudiantes acusan una disminución del rendimiento por culpa de este factor, y como no queremos que te pase en esta nota te ayudaremos a conocer un poco más sobre la ansiedad y las formas de combatirla antes de un examen.

Tipos de ansiedad

Existen dos tipos de ansiedad: racional e irracional. La primera aparece cuando un alumno no tiene técnicas de estudio adecuadas o cuando su nivel de exigencia "empollando" ha sido bajo. La irracional en cambio, es la que aborda al estudiante a pesar de ir correctamente preparado, por los nervios y el miedo a quedarse en blanco. Puede manifestarse también ante el condicionamiento negativo a una asignatura concreta, ya sea por el fracaso en anteriores exámenes o por la información negativa que haya recibido de otros alumnos. La ansiedad suele hacerse latente en tres niveles: fisiológico, motor y cognitivo.

Los expertos insisten en que bien manejada, la ansiedad puede convertirse en un factor positivo

Sin embargo, los expertos insisten en que no toda ansiedad es mala, ya que es, ni más ni menos, una respuesta emocional normal ante situaciones cuyo resultado desconocemos, y que, bien  manejada, puede convertirse en un excelente motivador. El problema reside en no saber manejar esa ansiedad, permitiendo que alcance niveles muy elevados.


Cómo plantarle cara

Afortunadamente, existen diversas formas de evitar o paliar los síntomas, sea cual sea el tipo de ansiedad. Por ejemplo, una de las claves consiste en aplicar técnicas de estudio adecuadas, que favorezcan la retención de los contenidos y aumentar así la seguridad en nosotros mismos.

Otra cosa fundamental es aprender técnicas de relajación con las que mantener la ansiedad dentro de unos límites. Por ejemplo, dedicar unos minutos a respirar profundamente, puede marcar la diferencia en un momento de tensión máxima.

Ayudará también ser capaces de controlar los pensamientos negativos, aquellos que lo único que consiguen es viciar más la situación. Procurar cambiar estos razonamientos por otros más optimistas nos favorecerá el control de la ansiedad. Por último, insistir en la necesidad de tener confianza en uno mismo y de relativizar las consecuencias de no conseguir los objetivos deseados.

¿Vas a enfrentarte a la Selectividad? Estudia, relájate y confía en que puedes hacerlo.

Del salto a tu nueva etapa: la Educación Superior

Del salto a tu nueva etapa: la Educación Superior.

Terminar el Bachillerato es el primer gran paso para dar el salto a la Educación Superior, pero no el único.

Para que sepas exactamente qué pasos dar te ofrecemos esta guía gratuita. 

¡Descárgala gratis y prepárate para la Educación Superior!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.