text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 cosas odiosas que ocurren cuando leemos en la playa y cómo evitarlas

      
6 cosas odiosas que ocurren cuando leemos en la playa y cómo evitarlas.
6 cosas odiosas que ocurren cuando leemos en la playa y cómo evitarlas.  |  Fuente: Shutterstock

El verano es la estación ideal para emprender todas aquellas tareas que dejamos de lado durante el año, simplemente porque la rutina no nos permitía tomarnos un momento para disfrutar de nuestras actividades preferidas. Es la oportunidad perfecta para organizar todos esos libros que compraste y todavía no logras leer, y crear una planificación para asegurarte de tener tiempo para cada uno de ellos.

¿Qué tipo de lector eres?

Descúbrelo con este test gratuito

¿Hay algo mejor que pasar unas horas tumbado en la arena leyendo? Bueno, de hecho las lecturas de verano podrían ser mejores sin alguna de las distracciones y molestias que debemos enfrentar cuando intentamos leer en la playa.

Por eso, en esta nota te enseñamos a combatir 6 de estas distracciones que seguro enfrentaste alguna vez, para que puedas asegurarte de que nada arruine tus lecturas de verano.

1) La selección de lecturas

Armar la maleta y elegir qué libros vas a llevar de vacaciones nunca es sencillo, sobre todo porque debes considerar la idea de que en tu lugar de destino quizá no consigas una buena librería y por lo tanto deberás llevar material para leer hasta el último día. Si es posible, te recomendamos que busques un espacio extra donde llevar únicamente tus libros, como por ejemplo una maleta extra o un bolso pequeño, así tendrás más espacio para llevar más libros.

2) Libros dañados por el viaje

Meter libros a la fuerza en una maleta o bolso de viaje solo logra dañarlos, y luego dañar nuestro ánimo cuando vemos las portadas dobladas. Lo ideal es llevarlos en un sitio donde no puedan dañarse, o donde el daño sea mínimo, y a la hora de bajar a la playa llevarlos en la mano para evitar que se ensucien con el protector solar y los demás elementos para playa que comúnmente llevamos en el bolso.

3) Encontrar la posición

La idea de leer en la playa parece perfecta hasta que se te ocurre probarla y descubres que una toalla en la arena no es tan cómoda como un sillón, y que deberás cambiar de posición de forma frecuente para evitar calambres y dolores en las extremidades. Y aunque cambies de postura cada media hora será realmente difícil sentirte cómodo, e incluso evitar el dolor por mantener siempre un brazo apoyado o el cuello erguido. La mejor recomendación que podemos darte en este caso es que consigas una silla, porque a fin de cuentas leer sentado siempre será más cómodo que hacerlo acostado.   

4) El viento y sus travesuras

Ocurre una vez y lo dejas pasar, a la segunda agarras la hoja con más fuerza, pero cuando la tercera vez llega se te hace imposible contener tu furia. La manía del viento por hacernos pasar la página sin querer es agotadora, pero no inevitable, con un simple clip para hojas puedes asegurarte de mantener siempre abierta la página que deseas, y así el viento no podrá hacer de las suyas.

5) Las marcas de protector

A veces nos colocamos demasiado protector y olvidamos que este puede manchar o dañar todo lo que tocamos, especialmente las hojas de nuestros libros. Por eso lo mejor será tener una toalla cerca, y asegurarnos de quitar bien los excesos de nuestras manos antes de tomar cualquier otro objeto.

6) El crujido de las hojas

Es muy fácil que la arena logre meterse entre las hojas de nuestra historia, provocando un crujido demasiado molesto cada vez que tomamos nuestros libros. Para ahorrarnos esta molestia lo mejor es mantener los libros dentro de una bolsa cuando no se están utilizando, y sacudirlos bien al dejar la playa.

¿Qué tipo de lector eres?

Descúbrelo con este test gratuito

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.