text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Quieres convertirte en el comunicador ideal? Con estos 5 consejos, es posible

           Autor: María Moreno Sierra
¿Quieres convertirte en el comunicador ideal? Con estos 5 consejos, es posible
¿Quieres convertirte en el comunicador ideal? Con estos 5 consejos, es posible  |  Fuente: Universia

En la universidad te encontrarás a muchos tipos distintos de personas: los que pasan por el aula sin pena ni gloria, los que se creen que aún están en el instituto, los que buscan promocionarse desde el primer día, los que van de populares, los que solamente se centran en sus estudios, etc. Sin embargo, hoy queremos centrarnos en esos estudiantes que son capaces de convertirse en el comunicador ideal, esas personas a las que busca todo el mundo para contarle sus problemas y sus logros.

Estos estudiantes son los que conocen todas las noticias de la clase, se han tomado café con sus profesores, salen de fiesta con varios grupos a la vez y son requeridos por la comunidad universitaria para, simplemente, hablar. ¿Tú también quieres ser una persona accesible? ¿Te gustaría convertirte en el comunicador ideal? Con estos cinco consejos, es posible.

5 consejos para convertirte en el comunicador ideal

  1. Si quieres ser el comunicador ideal, es necesario que aprendas a controlar y utilizar tu sonrisa. Una persona que sonríe es más accesible, amigable y confiable, además de que contagiará su buen humor al resto de compañeros y profesores.
  2. Igualmente importante es el manejo del lenguaje corporal y la comunicación no verbal. Una persona que se cruce de brazos o no mantenga la mirada no será nunca un buen comunicador, ya que dará al orador la sensación de dejadez, desgana y desinterés. Por el contrario, es importante aprender a conservar la postura, manejar las manos al ritmo de las palabras y asentir con la cabeza para incitar al interlocutor a que siga con su discurso.
  3. Todos estaremos de acuerdo en que un buen comunicador debe ser un excepcional oyente, aunque también hay que tener en cuenta que estas personas saben escuchar sin juzgar ni imponer sus propias opiniones. Cuando un compañero te cuente un problema, simplemente pon atención a sus palabras y hazle sentir que a alguien le importa su vida. Solamente si él te pide consejo u opinión, dáselo.
  4. Aunque no des tu opinión, siempre es aconsejable preguntar al orador para que vea que estás siguiendo el discurso y que te interesas por sus problemas - preguntar también da la sensación de que eres una persona inteligente-. Además de permitirte conocer más en profundidad el tema de discusión, el orador te recordará y volverá a ti siempre y cuando necesite un confidente o una ayuda.
  5. Los buenos comunicadores también comparten sus debilidades, sus problemas y sus inquietudes con sus compañeros, profesores o el resto de la comunidad universitaria. A fin de cuentas, ¿quién va a querer hablar contigo si tú no te abres primero? Las personas perfectas, además de dar la sensación de que son menos accesibles, suelen intimidar y ser juiciosas. Por ello, te aconsejamos que te muestres tal y como eres, con tus defectos y tus virtudes.

 

Estos cinco consejos son fundamentales para que comiences a crear una red de amigos y colegas en la universidad. Nunca sabes cuándo vas a necesitar un conocido, una carta de recomendación o un "enchufe". Por ello, es importante que te conviertas en esa persona en la que todo el mundo confía y con la que todos los compañeros desean hablar. ¡Suerte!


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.