text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El decálogo para sobrevivir a los problemas de convivencia

           Autor: María Moreno Sierra
El decálogo para sobrevivir a los problemas de convivencia
El decálogo para sobrevivir a los problemas de convivencia  |  Fuente: Universia

La etapa universitaria, aunque ahora no me creáis, será la mejor época de vuestras vidas. Por supuesto que tendréis que estudiar y pasaros las tardes en la biblioteca, pero también será vuestra primera toma de contacto con la emancipación, la independencia, la libertad y la edad adulta. Este momento será aún más especial si vivís en un piso compartido, aunque, ¡cuidado! Deberéis seguir una serie de normas si queréis vivir en paz y armonía. Tomar nota del siguiente decálogo

1. Si queréis que la cosa funciones, es importante elegir unos compañeros de piso que compartan ciertas similitudes. Lo ideal es que todos seáis estudiantes, jóvenes y de aproximadamente la misma edad (ya que no es lo mismo convivir con una persona de primero que con un estudiante de doctorado).

2. Repartir las habitaciones por orden de llegada. Ya sabemos que no es muy justo, pero es el sistema utilizado desde hace décadas. Algunos caseros fijan diferentes tarifas si los cuartos tienen tamaños muy diferentes. Si este es vuestro caso, dejad que el dinero decida.

3. Hablar de las normas del hogar y la economía doméstica es fundamental. Decidir desde el primer día si los productos de limpieza e higiene o la comida se pagarán en conjunto o de forma individual.

4. El papel higiénico será, en muchas ocasiones, como el santo grial. Mi consejo es que pongáis un fondo para los productos de limpieza y el papel higiénico, porque sino cada uno de vosotros lo tendrá guardar en su habitación y llevárselo al baño cada vez que lo utilice. Además, ¿para qué queréis tres o cuatro detergentes, friegaplatos y limpiacristales?

5. La mayoría de los inquilinos deciden administrarse sus propios recursos. En estos casos también deberéis delimitar los estantes del frigorífico, los armarios de la cocina y los estantes del baño. Así cada uno tendrá su propio espacio y se evitarán riñas y confusiones.

6. Algo desgraciadamente común en los pisos compartidos son los robos. Para evitar hurtos más o menos malintencionados, te recomendamos que mantengas tus cosas en orden y en tu cuarto. Evita dejar tirados tus cascos, libros o cd's en las zonas comunes. En la cocina, si todos tenéis que comprar vajilla, podéis elegir vasos y platos de distintos colores para que siempre tengáis controladas vuestras cosas.

7. Elaborar un calendario con las tareas domésticas, así mantendréis la casa siempre limpia y nadie se escaqueará de hacer el trabajo. Armar un programa equitativo y justo. Yo os recomiendo que lo peguéis en la puerta de la nevera para que siempre esté presente.

8. La basura suele ser otro gran quebradero de cabeza. Si no establecéis un sistema, siempre le tocará tirarla a la misma persona - que acabará discutiendo con el resto de sus compañeros-. En algunas casas se establecen calendarios, aunque si la basura no está muy llena y podría esperar, los horarios podrían cambiar cada día. Si queréis divertiros un poco más, podéis jugar al Jenga. El último que tire algo a la basura y el desperdicio se caiga, le toca bajar al contenedor.

9. Las fiestas son muy comunes en los estudiantes de primer año, pero la cosa se va apaciguando conforme se van dificultando los temarios. Aprovecha todo lo que quieras y diviértete, pero siempre cuenta con el beneplácito de tus compañeros. Porque cualquier día quizás no sea bueno para montar una fiesta, pregunta primero. Además, si tú has sido el anfitrión, será tuya la tarea de limpiar la casa y dejarla tal y como estaba. No hagas que tus compañeros te tengan que llamar la atención.

10. En algunas casas, los compañeros de piso cenan juntos, salen de fiesta o comparten coche para ir a la uni. Si este no es vuestro caso, os aconsejo que fijéis, al menos, un día a la semana para veros y compartir experiencias. Juntaros en el sofá a ver una serie, quedar para ir al cine o cocinar al mismo tiempo. Así mejorará la convivencia.

Porque la emancipación es dura, sobre todo si tienes que compartir casa, sigue los consejos anteriores y aprende a disfrutar de tus compañeros.


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.