text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Este verano, combate el calor con frutas y verduras

           Autor: María Moreno Sierra
Este verano, combate el calor con frutas y verduras
Este verano, combate el calor con frutas y verduras  |  Fuente: Shutterstock

¡Por fin ha llegado el buen tiempo! Ahora es el momento de lanzarse a las calles, llenar las terrazas de los bares y abarrotar las playas de España. Pero, cuidado, ya que en verano hay que tener en cuenta una serie de consideraciones básicas que te permitirán disfrutar de las vacaciones al 100%. Si quieres estar bien alimentado, tendrás que aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir la ingesta de grasas y proteínas. Así lograrás un extra de vitaminas, minerales y agua.

El cuerpo humano no tiene la capacidad para almacenar agua. Además, cada día perdemos del orden de dos litros y medio a través de la orina, las heces, la respiración o el sudor. Esta cantidad puede ser incluso mayor durante los meses de verano, por lo que es importante que comencemos desde ya a hidratarnos correctamente.

La hidratación es fundamental para mantener la piel joven y sin arrugas, aunque también posee otros beneficios en el organismo. El agua actúa como un termorregulador, lubrica los músculos y las articulaciones, favorece el correcto funcionamiento renal, mantiene en orden la tensión arterial, ayuda en el proceso de digestión, permite una función química celular adecuada, mejora la concentración y estimula la memoria.

Además de beber alrededor de 2 litros diarios de agua, también es posible hidratarse y combatir el calor a través de una serie de alimentos. Olvídate de los filetes y los bollos durante este verano y comienza a cuidarte desde ya:

Las frutas

Las frutas de verano son ideales, ya que suelen contener grandes cantidades de agua. Este es el caso del melón y la sandía, dos alimentos que, además, aportan fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes.

Otros frutos, como las moras y las frambuesas, son capaces de reducir la temperatura corporal gracias a las antocianinas; mientras que el melocotón, compuesto en un 87% por agua, también ofrece altas dosis de hierro, potasio y vitamina C.

La manzana es fuente de ácido ursólico, un componente eficaz reduciendo la fatiga y el cansancio, tan frecuente en los días de excesivo calor. Por último, si vas a dormir fuera de casa y no estás acostumbrado a los cambios, toma plátano. Esta fruta, rica en serotonina, melatonina y magnesio, actúa como un relajante muscular.

Las verduras y las hortalizas

Prácticamente todas las verduras contribuyen al proceso de hidratación, aunque uno de los mejores alimentos es el calabacín, el cual posee en su composición un 95% de agua. Además, aporta vitamina A y vitamina C, dos ingredientes capaces de cuidar la piel, la vista y el sistema inmunológico.

La zanahoria es frecuentemente utilizada en verano por la creencia de que favorece y acelera el proceso del bronceado. Sin embargo, y dejando de lado ciertos mitos, estas hortalizas son beneficiosas para el organismo gracias a los carotenos, unos compuestos químicos que previenen el cáncer de mama y mejoran el estado y la salud de nuestro cabello y nuestra piel.

Otros alimentos

Los alimentos picantes, como el chili o el curry, hacen que al consumirlos descienda nuestra temperatura corporal. El organismo, para regularse, comienza a sudar, permitiendo que la piel se refresque.


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.