text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

10 mitos sobre las cremas solares

           Autor: María Moreno Sierra
10 mitos sobre las cremas solares
10 mitos sobre las cremas solares  |  Fuente: Universia

Con la llegada del buen tiempo, somos muchos los que estamos deseando ponernos los pantalones cortos y las camisetas de tirantes para conseguir algo de color. Sin embargo, y sobre todo en estas fechas, es importante recordar los peligros que conlleva una exposición excesiva e inadecuada al sol. Protege siempre tu piel con cremas solares de calidad, aunque no te creas estos 10 mitos erróneamente extendidos.

10 mitos sobre las cremas solares

  1. Las cremas solares son la única forma de protección: FALSO. Los protectores solares son fundamentales para prevenir melanomas y cualquier otro tipo de trastorno o enfermedad cutánea; sin embargo, en el mercado también es posible encontrar complementos alimenticios o maquillajes con factor de protección. Además, es importante cubrirse el cuerpo con tejidos claros y ligeros y llevar siempre un gorro y gafas de sol.
  2. ¡No necesito un factor de protección más alto!: FALSO. Hay que tener en cuenta que no existe, aunque muchas marcas lo oferten, los protectores de pantalla total. Es decir, que ningún producto bloquea el 100% de la radiación ultravioleta. Eso sí, también hay que saber que se deberá utilizar un factor de protección más alto conforme más blanca sea la piel. Con una crema con SPF 15, bloqueamos aproximadamente el 93% de los rayos, aunque la cifra aumenta hasta el 99% si nos aplicamos un protector con factor 50.
  3. No necesito aplicarme la crema más veces: FALSO. Ninguna crema solar, digan lo que digan las marcas, es eterna. Los especialistas recomiendan untarse el protector media hora antes de comenzar con la exposición, y reaplicarse el producto cada dos horas o cada vez que la piel se frote, se moje o se humedezca.
  4. Puedo estar en el agua todo el tiempo que quiera porque mi crema es waterproof: FALSO. Aunque en el mercado se comercializan protectores solares resistentes al agua, estos reducen su eficacia con el paso del tiempo. Las cremas water resistant duran aproximadamente 40 minutos, mientras que las waterproof, algo más de una hora. Por ello, reaplica la crema cuando salgas del agua, cada 20 minutos si sigues en remojo o cada vez que te seques con la toalla.
  5. En el agua no te quemas: FALSO. El agua refleja los rayos y aumenta las posibilidades de que nos quememos la piel, por ello es tan importante que nos protejamos antes y después del baño. Lo mismo sucede con la arena, el césped y los cristales de los coches, tres elementos que dañan nuestra piel a corto y a largo plazo.
  6. No me pongo crema para estar más moreno: FALSO. Es fundamental que reconozcas que estar bronceado no es algo bueno, sino que es un mecanismo de defensa del organismo para protegerse de los rayos solares. Dicho esto, olvídate de la estética y cuida tu piel, ya que una exposición excesiva podrá acarrearte enfermedades serias a corto y largo plazo.
  7. Si me protejo, puedo tomar el sol todo el día: FALSO. Como ya hemos explicado, ninguna crema solar es 100% infalible, incluso si la reaplicas cada dos horas. Los expertos recomiendan evitar siempre las zonas centrales del día, desde las 12 del mediodía hasta las 5 de la tarde, ya que en esta franja horaria los rayos inciden con mayor fuerza y causan un mayor daño a la piel. También hay que recordar que la exposición al sol debe ser inevitable, no debiéndose nunca tumbar al sol para lograr un mayor bronceado.
  8. Para qué voy a usar crema si no hace sol: FALSO. Es recomendable utilizar crema solar los 365 días del año. El mejor consejo es utilizar, por ejemplo, maquillaje con protector solar o una CC Cream con un SPF bajito durante los meses más fríos. En verano, aumenta la protección con una crema de alto SPF. Y recuerda, incluso en los días nublados, el 40% de los rayos ultravioleta pueden alcanzarte.
  9. La crema solar puede reutilizarse de un verano para otro: FALSO. Como cualquier cosmético, las cremas solares caducan. Si no ha sido abierta, la fecha de caducidad será la que indique el envase. Si ya la utilizamos pero nos sobró algo del año pasado, es importante buscar un dibujo de un tarro con un número. Esa cifra marca los meses que mantiene su efectividad después de abierta (6M significa que puedes utilizarla hasta 6 meses después de su apertura).
  10. Compro cualquier crema, todas son iguales: FALSO. Nunca utilices cremas solares de marcas que no conoces, que hayas comprado en lugares no homologados ni a personas de dudosa reputación. El protector solar adecuado debe ser eficaz ante los rayos UVA y UVB (ver también el PPD), tener un factor de protección elevado y ser fotoestable.

Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.