text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

10 trucos y acciones que te harán escribir mejor

      
10 trucos y acciones que te harán escribir mejor.
10 trucos y acciones que te harán escribir mejor.  |  Fuente: Flickr
Escribir un currículum, una carta de presentación, una opinión en Twitter, un pie de foto en Instagram, un examen, un simple Whatsapp, una carta para un superior, un recordatorio para no olvidar una tarea importante… No importa cuál sea la función final, todos necesitamos escribir algo en determinado momento del día.

El problema quizá no sea tampoco escribir en sí mismo, sino saber que de algún modo alguien leerá lo que escribimos. Porque aunque lo que redactamos es una especie de ayuda para nuestra memoria, siempre podremos volver a esta y consultarle en caso de no entender lo que hemos escrito, pero si la redacción que creamos tiene como destino las manos de otra persona no podremos enviar también nuestra memoria. El problema en cuestión es que el papel es solo papel, que ni él ni las pantallas en las que plasmamos lo que escribimos pueden explicar lo que quisimos decir, por lo tanto debemos dejarlo claro desde el primer momento.

¿Cómo logra ser claros desde el inicio? Existen cientos de técnicas de escritura, algunas destinadas a realizar comunicaciones más efectivas, otras simplemente a eliminar los errores que el redactor pueda tener, a provocar determinada reacción en el receptor, etc. Los consejos que aquí te daremos sirven de alguna forma para eso, pero también para un fin mayor: el de escribir cada vez mejor sin importar la tarea que tengas por delante.

¿Quieres escribir mejor? ¡Sigue estos consejos!

1) Practica cada día

Puedes utilizar un cuaderno, diario o cualquier papel que encuentres para escribir tus memorias, lo que sientes o lo que esperas del día. O también puedes hacer algo más sencillo como proponerte escribir un mensaje de Whatsapp bien redactado cada día. La opción que tomes dependerá de tus preferencias y posibilidades, no podemos decirte cuál debe ser, pero sí podemos asegurarte que si cada día haces el intento de escribir aunque sea una pequeña porción de texto el tiempo te permitirá notar tu mejoría.


2) Establece una rutina

Ya sabes que debes escribir todos los días, ya sabes el medio que utilizarás y el tema que tratarás. Ahora solo debes hacer de eso un hábito… ¿Será un mensaje de buenos días para un ser querido o una página de tu diario personal? Da lo mismo, lo importante es que lo hagas aproximadamente a la misma hora. Al levantarte o justo antes de irte a dormir, en tu pausa para almorzar o mientras vuelves a casa en el metro. El cerebro necesita acostumbrarse a esa rutina y comprender que esa será tu hora de total concentración en la escritura, por lo que debes elegir un momento en el que realmente puedas hacerlo como se debe.


3) Establece una marca

Este es un recurso muy utilizado por escritores, pero que también puede servir a todo el mundo. En algunas ocasiones, fundamentalmente en ámbitos educativos, las redacciones que nos solicitan tienen un límite de palabras o caracteres que busca que el redactor no se extienda demasiado pero que tampoco escriba un texto escueto. Si lo que quieres es escribir mejor deberás aprender a alcanzar estos límites sin decir nada innecesario y sin guardarte información importante, por eso, una buena idea es practicar usando límites. Intenta que ese momento de escritura diario sea, al menos durante una semana, para escribir textos de hasta 300 caracteres, la semana siguiente cambia el límite por unos 500, luego vuelve a cambiarlo y continúa practicando así hasta que notes que puedes adaptarte a las extensiones marcadas sin que tu texto pierda calidad.


4)  Usa tu imaginación

Imagina que, cualquiera sea el motivo, tu receptor solo tiene dos minutos para leer lo que escribes. Debes avisarle algo importante pero sabes que no tendrá demasiado tiempo para leerlo, por eso no puedes incluir todos los detalles pero tampoco puedes enviar algo del estilo “corre ahora, después te explico”… ¿Cómo harías para decir algo importante, de forma rápida pero cuidando tu redacción? Esa es justamente la idea, que lo imagines y busques distintas soluciones. Esta técnica es especialmente útil para quienes deben escribir demasiados correos electrónicos al día, pues ayuda a ahorrar mucho tiempo evitando frases que al final de la jornada resultarían completamente inútiles pues no aportaban información importante.


5) Crea tu inspiración

Que la inspiración simplemente llega es un mito, uno debe buscarla. Seguramente quieres escribir mejor porque conoces algo mejor, porque tienes una referencia. Será una buena idea buscar ejemplos de ese referente y crear la inspiración en forma de carpeta o archivo que pueda consultarse cada vez que se necesite. De este modo, cuando no sepas cómo continuar podrás acceder a ella y eliminar lo que te detiene para continuar escribiendo.


6)  Inventa tus reglas

Es cierto, hay reglas de escritura que no pueden evitarse, y definitivamente no te estamos invitando a que las cambies. Pero dentro de lo que puedes hacer, existe la opción de que de algún modo crees tus propias reglas. Una buena idea es generarse un manual de estilo, una guía de cómo escribir de acuerdo a lo que se quiera redactar, marcando formas que deberás mantener y otras que deberías descartar. Digamos que debes crear una especie de “esto sí y esto no” al que puedas recurrir cuando te dispongas a analizar tus textos y quieras verificar si cumplen con lo que determinaste como formas correctas de escritura.


7) Pregunta

La escritura es colectiva, incluso aunque escribas algo completamente privado nunca será absolutamente tuyo pues de algún modo refiere a otras personas, sucesos o elementos del mundo. Así que, puedes dejar de ser un grinch y guardarte todo. Preguntar a otro, mostrar lo que se escribe y pedir una opinión es una gran idea si lo que queremos es saber si un receptor podría entender lo que decimos sin más explicación que nuestro escrito… Eso sí, no se te ocurra hacerlo en un examen.


8) Usa la tecnología

Es cierto, la escritura se inventó hace unos cuantos años, pero no por eso debe permanecer debajo del manto del pasado. La tecnología se renueva, y así como puede ayudar en infinidad de tareas también puede hacerlo con la escritura. Existen cientos de webs, aplicaciones y herramientas capaces de analizar los patrones de escritura de cada usuario y encontrar sus errores, para de este modo ofrecer la posibilidad de mejorarlos. Así que, si puedes usar una no dudes en hacerlo.


9) No te aísles

Puede que creas que vas a escribir un best seller y que para eso tienes que alejarte del mundo, pero la realidad es que esa decisión no sería para nada acertada. Sin embargo, podemos comprender que, si quieres concentrarte en escribir mejor creas que debes buscar la soledad el silencio. Si esa es tu postura debes saber que la Universidad de Chicago ha demostrado con un estudio científico que algo del denominado “ruido blanco” o ambiental puede ayudar a las personas a desarrollar de mejor forma su creatividad en tareas como por ejemplo la escritura. Así que antes de volverte un ermitaño te consideramos repensar esta idea y mantenerte viviendo en la ruidosa pero motivadora sociedad.


10) Pregúntate

Te propusiste escribir mejor, pero… ¿Lo lograste? ¿Cómo puedes saberlo? Preguntártelo es una muy buena opción. Compara escritos antiguos con actuales, intenta ver qué diferencias encuentras a partir del momento en que decidiste que necesitabas hacer algo para mejorar tu redacción. A fin de cuentas todas las respuestas estarán ahí, en tu evolución. Solo de este modo podrás saber si llegaste a la meta que te habías propuesto o si debes seguir trabajando para ser un mejor escritor algún día.

¿Quieres ser escritor?

¡Anímate!

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.