text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

10 mitos sobre el Community Manager que debemos desterrar

      
10 mitos sobre el Community Manager que debemos desterrar.
10 mitos sobre el Community Manager que debemos desterrar.  |  Fuente: Shutterstock

En la actualidad, prácticamente todas las marcas del mundo cuentan con un gestor de comunidades online en sus filas. Este actúa como nexo con el público, gestionando la imagen virtual de la compañía en las distintas redes que esta use.

Para realizar su labor, el Community Manager debe poseer una amplia variedad de conocimientos, que van desde el manejo de las redes sociales hasta aspectos de marketing y publicidad. Por lo tanto, su tarea implica atender varios frentes, atendiendo siempre a la estrategia de comunicación de la marca para la que trabaja.

Sin embargo, todavía existen algunas empresas que se rehúsan a contratar a este profesional y realizan la gestión de sus redes por su cuenta, de forma completamente amateur. En muchas ocasiones esto se debe a decisiones de presupuesto, pero también a los mitos que rodean a la figura del Community Manager, porque en pleno 2017 todavía no se tiene del todo claro cuál es la labor de este profesional.

Por eso, hoy te contamos los 10 mitos que rodean la labor del Community Manager, y te damos los motivos para que entiendas por qué debemos desterrarlos de una vez:

Mito #1: Es un hobby

Si bien es cierto que las redes sociales son un hobby, manejar de forma profesional las redes de una empresa o marca no lo es. Para realizar esta tarea, un CM debe formarse y realizar un curso o especialización que le permita contar con las herramientas para hacerlo de forma correcta. Por lo tanto no, no es un hobby.

Mito #2: Cualquiera puede hacerlo

Cualquiera puede aprender a hacerlo, pues todos tenemos en cierta medida dominio de las redes sociales, pero no cualquiera puede hacerlo de forma profesional. Para ello se requiere estudio, formarse como Community Manager y no simplemente actuar como tal.

Mito #3: Solo trabajan un par de horas por día

Es cierto que, si se programan adecuadamente las publicaciones diarias o semanales de la página, el tiempo de trabajo diario se reduce de forma considerable. Pero eso no quiere decir que solo se trabaje un par de horas al día, pues el Community Manager se encuentra sumergido en una búsqueda constante de nuevas tendencias, material para elaborar sus posteos y recursos innovadores con los que atraer a su público.

Mito #4: Es solo publicar algo y ya está

Este es uno de los peores mitos que rodean a los Community Managers. Estos no solo deben publicar, deben analizar lo publicado, tanto por ellos como por la competencia. Las redes se basan en la interacción de los usuarios, por lo que todo CM que se precie de tal deberá analizar el impacto que ha tenido su posteo, para evaluar las acciones que llevará a cabo a continuación. Así que no, no es solo publicar y ya.

Mito #5: Su máxima meta es llegar a ser tendencia

Es cierto que es una de las metas más escuchadas entre los CM, que cuando una campaña es tan exitosa que llega a ser tendencia en redes como Twitter uno puede sentirse satisfecho. Pero esta no es la única meta que posee un CM, sino todo lo contrario. Su máxima será siempre la de fidelizar a los usuarios, y no simplemente conseguir su RT por un sorteo para que una vez que este finalice nunca vuelvan al perfil de la marca.

Mito #6: Son felices si consiguen más seguidores

Sí, en cierto modo sí. Tener más seguidores aumenta la felicidad de los Communitys, pero tener seguidores más fieles y atentos a lo que la página publica los hará estallar de alegría. Su interés no está en el número mismo de seguidores sino en la cantidad de seguidores activos que la marca posee, es allí donde encuentran la verdadera felicidad.

Mito #7: Se trabaja gratuitamente

Aunque parezca increíble todavía muchos profesionales y empresas creen este postulado. Y se equivocan completamente, pues el del CM no es un trabajo gratuito ni debería serlo. Conseguir ese título implica una inversión, por lo que pretender que un profesional realice su trabajo sin recibir a cambio una remuneración acorde es un verdadero insulto.

Mito #8: Es un trabajo para los comunicadores

Sí, es cierto que es el empleo ideal para comunicadores, pues estos poseen conocimientos sobre reputación e imagen de marca, trato con el público, comunicación interna y externa, etc. Pero no es el único perfil que puede formarse como Community Manager, de hecho, cualquiera que sea capaz de gestionar una comunidad y liderarla generando cariño por la marca a la que representa puede formarse y desempeñarse como CM.

Mito #9: Su trabajo es monótono

¡Todo lo contrario! Si surge una nueva red social el CM debe investigar qué ventaja podría obtener de ella la empresa. Si su público se muda masivamente a otro medio o cambia completamente su lenguaje, este deberá seguirlos o imitarlos para mantenerse en contacto. Si una nueva tendencia domina el mercado, el CM deberá aprenderla y utilizarla a favor de su marca… No tiene nada de monótono, el trabajo del gestor de comunidades de hecho es uno de los más variables que existen, pues cada día surge algo nuevo que las redes quieren contar.

Mito 10#: Con solo unas horas al día basta

Algunas empresas creen que, pidiendo a uno de los profesionales de la empresa que dedique unas horas a revisar las redes tendrán cubierta su imagen online. Este es un grave error, pues en realidad el trabajo del CM es de 24 horas al día, los 7 días de la semana. A pesar de que por lo general las jornadas de trabajo son de 8 horas, el CM debe estar pendiente de las redes y tendencias todos los días de la semana, con lo que no alcanzará simplemente con pedir a alguien “que revise cada tanto las redes” para hacer lo que un CM debería.

¿Quieres ser Community Manager?

¡Encuentra un curso y cumple tu meta!

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.