text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 consejos para tener en cuenta si te mudas por primera vez

      
5 consejos para tener en cuenta si te mudas por primera vez.
5 consejos para tener en cuenta si te mudas por primera vez.  |  Fuente: Shutterstock

Ya sea para estudiar, trabajar o simplemente para independizarte e iniciar tu vida adulta propiamente dicha, irte de la casa de tus padres es un gran paso que debes dar en algún momento. La transición de una etapa hacia la otra siempre es difícil y requiere un tiempo de adaptación. Para suavizar el pasaje, te mostramos algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de mudarte por primera vez.

1. Manejo de finanzas

Una problemática evidente que debes resolver antes de abrir la puerta de entrada, ya que tus decisiones cotidianas dependerán de cómo te las ingenies con los ingresos que tienes. Quizá al principio tus padres se encarguen de pagar algunas cuentas, pero es una situación transitoria a la cual deberás sobreponerte.

La mejor manera de hacerlo, es crear un presupuesto averiguando exactamente qué gastos fijos tendrás. Establece qué cuentas son necesarias, cuáles no y qué gastos puedes compartir con tus amigos, compañeros o pareja en caso de que te mudes con otras personas.

 Además, es importante que analices si existe la posibilidad de ahorrar parte de tus ingresos –no tiene que ser necesariamente el mismo monto cada mes- para crear un cuenta en el banco que actúe frente a imprevistos, como un caño roto.

2. Ahorro inicial y reutilización

El ahorro es clave cuando te independizas, pero no solo el dinero que apartas mensualmente para cargar en tu cuenta bancaria sino todo aquello que puedas juntar antes de irte. Planifícate para apartar dinero semanalmente o mensualmente y cámbialo a dólares si no puedes controlar el impulso de gastarlo. Será más sencillo guardarlo cuando esté en otra moneda o en una cuenta bancaria con plazo fijo.

Reciclar es un componente más del ahorro porque impide que gastes el dinero en algo que puedes conseguir de otra manera. Pregúntale a tu familia qué muebles, vajilla, adornos o artefactos de cocina, ropa de cama o cortinas ya no utilizan y llévatelos a tu nuevo hogar. Puedes asistir a una tienda de segunda mano o comprar en línea objetos usados, así como también vender lo que no necesitas de modo que aumentes tus ahorros.

3. Tareas que se te dan fatal

Siempre puedes ver un tutorial en YouTube, googlear o llamar a tu familia para preguntar qué cantidad de jabón poner en el lavarropas, pero ahorrarás tiempo y problemas si identificas cuáles son las tareas esenciales que nunca haces y aprender a ejecutarlas antes de mudarte.

Practica haciéndote cargo de tu hogar familiar durante un tiempo, pagando facturas, desarrollando más tareas domésticas de las que haces y probando esas recetas que te encantan pero no sabes prepararlas.

4. Relación que quieres construir con tus compañeros de piso

Si te mudas solo, entonces debes forjar un vínculo sano contigo mismo pero vivir con otras personas puede ser un poco más complicado. Estás acostumbrado a las normas que tus padres te enseñaron y pueden ser distintas a las que naturalizaron tus compañeros de piso. Incluso cuando se trata de tus amigos de toda la vida o de tu pareja, la convivencia implica problemas cotidianos que deben resolver colectivamente para conservar la buena relación.

En primer lugar, dividan las tareas domésticas con un calendario semanal o mensual que detalle las labores asignadas para cada uno. Tendrá que decidirse democráticamente, al igual que las normas sobre los invitados que se llevan al piso o la posibilidad de hacer fiestas allí. Funcionará especialmente cuando debes convivir con desconocidos en una residencia universitaria.

5. Frecuencia con la cual contactarás a tu familia

Cuando tienes hermanos mayores que ya se fueron de tu casa, probablemente tus padres tienen expectativas marcadas respecto a la frecuencia con la cual los visitarás. Sin embargo, tú eres una persona diferente con sus propias reglas que puede mudarse más cerca o más lejos que sus hermanos y tener otras actividades. Asegúrate de conversar sobre el tema antes de irte.

Por otra parte, es importante que si te ves imposibilitado de visitarlos seguido por diferente motivos, recuerdes que la tecnología moderna está concebida para mantener la comunicación más allá de la distancia. WhatsApp y Skype son buenos aliados para mostrar interés por tu familia y actualizarlos sobre las últimas novedades de tu nueva etapa.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.